Duelo entre los dos tenores que encabezan el cartel

Jonas Kaufmann y Juan Diego Flórez./E.C.
Jonas Kaufmann y Juan Diego Flórez. / E.C.
MÚSICA CLÁSICA

Juan Diego Flórez y Jonas Kaufmann lanzan sendos álbumes con colecciones de arias con apenas unos días de diferencia y en el mismo sello

César Coca
CÉSAR COCA

Son dos de las figuras máximas de la lírica. Los dos tenores que se encuentran a la cabeza del cartel, justo en la edad de la madurez y cuando aún les quedan bastantes años de carrera por delante si no sufren enfermedad o accidente alguno. Juan Diego Flórez (Lima, 1973) y Jonas Kaufmann (Múnich, 1969) coinciden en el mercado discográfico con dos álbumes de arias que aparecen con apenas unos días de diferencia y en el mismo sello (Sony Classical). Para Flórez, es el debut con esta marca y lo hace con un disco dedicado enteramente a Mozart, un compositor de quien nunca ha interpretado en escena una ópera. Kaufmann homenajea a la escena francesa, tan importante durante el siglo XIX, con un CD que incluye arias que triunfaron en los teatros parisinos, de Berlioz a Massenet.

El álbum de Kaufmann ha sido el primero en llegar. Aunque no es un cantante que haya frecuentado demasiado la ópera francesa, ya en 2001 interpretó en Toulouse 'Mignon', un título de Ambroise Thomas apenas representado por aquí. El aria 'Elle ne croyait pas, dans sa candeur naïve' figura en el disco, junto con otras de Gounod ('Romeo y Julieta'), Massenet ('Werther', 'Manon', 'Le Cid'), Bizet ('Carmen', 'Les pêcheurs de perles'), Lalo ('Le roi d'Ys'), Offenbach ('Les contes d'Hoffmann'), Meyerbeer ('L'Africaine), Halévy ('La juive') y Berlioz ('La Damnation de Faust', 'Les Troyens'). La selección incluye, como se deduce por los títulos, arias muy célebres junto a otras correspondientes a óperas que apenas se interpretan hoy fuera de Francia.

La voz de Kaufmann, bella, potente y con un cierto tono oscuro, presta un cierto rasgo de dramatismo a un repertorio que hizo las delicias de un público que en su momento descubrió el placer de ir a la ópera a ver y ser visto por quienes ocupaban palcos y plateas. Hay en el álbum un guiño también a lo alemán: Offenbach había nacido en Colonia y luego se nacionalizó francés y contribuyó como pocos al nacimiento y desarrollo de la opereta; Halévy era de origen bávaro –como el tenor– y Meyerbeer vino al mundo cerca de Berlín pero fue uno de los favoritos de los escenarios parisinos y murió en la capital francesa. Es decir, que Kaufmann firma un disco que homenajea a la ópera francesa sin olvidar sus propias raíces alemanas y el intercambio cultural que se produjo entre ambos países en el siglo XIX. La orquesta acompañante es la del Estado de Baviera, dirigida por Bertrand de Billy y en el álbum participan también la soprano Sonya Yoncheva y el barítono Ludovic Tézier.

Juan Diego Flórez debuta en Sony adentrándose en un terreno al que hasta ahora había permanecido ajeno. Su repertorio se había ceñido no exclusivamente pero sí en su mayor parte a Rossini, Donizetti y Bellini, con incursiones en Verdi y Gluck, entre otros. El tenor peruano tenía una deuda con Mozart porque decidió dedicar su vida a la ópera tras escuchar 'La flauta mágica' a los 18 años. Ha comenzado a pagarla con este álbum de arias que incluye piezas de distintos momentos de la carrera compositiva del salzburgués.

La voz de Flórez se adapta a la perfección a esta música elegante, ligera –incluso en las escenas más cómicas– como si estuviera en el aire en vez de surgir de los instrumentos. Lo mismo cuando se trata de obras de juventud –aunque en realidad todas las obras de Mozart lo son– como las de 'Il re pastore' e 'Idomeneo', escritas en unos años en los que el barroco aún tiene una influencia notable sobre el compositor, como en las últimas, 'La clemenza di Tito' y 'La flauta mágica', estrenadas en aquel prodigioso septiembre de 1791, apenas dos meses y medio antes de su muerte. El disco se completa con arias de 'Così fan tutte' y 'Don Giovanni', y el aria de concierto 'Misero! O sogno', de 1783. La orquesta en este caso es La Scintilla y el director, Riccardo Minasi.

El otoño discográfico, en el ámbito de la lírica, está protagonizado por este duelo entre los mejores tenores del momento.

Fotos

Vídeos