Las canciones de tu vida en hora y media

El espectáculo tiene una estética deudora de El Circo del Sol. /EL CORREO
El espectáculo tiene una estética deudora de El Circo del Sol. / EL CORREO

El show audiovisual 'Music Has No Limits' regresa en enero a Bilbao con sus famosas melodías reconocibles por el gran público

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

El show multidisciplinar 'Music Has No Limits' (MHNL), 'La música no tiene límites', funciona cual musical tributo a grandes figuras internacionales y está realzado visualmente por una estética deudora de 'El Circo del Sol'. Se trata de una idea española que se le ocurrió al abogado y pianista autodidacta Miguel de Páramo (Granada, 1984) y que ahora mismo mantiene funciones por todo el mundo. El pasado febrero ya agotó las entradas con antelación el Teatro Campos y ahora regresa a Bilbao con la propuesta renovada y el objetivo de vender todo el aforo del Palacio Euskalduna el 27 de enero, con doble capacidad de asistencia y con las butacas entre 22 y 44 euros.

El musical apuesta por atraer a un gran público transversal en edades, sexos y también gustos. Busca despertar la «memoria colectiva» de todas las nacionalidades. No en vano, se está representando por todo el mundo y ya ha pasado por el Lincoln Center de Nueva York, por el Teatro Real y el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, por el palazzo Pisani Moretta de Venecia, o por el Bayfront Park de Miami, adonde acudieron 200.000 personas. MHNL se pasea por todo el mundo con artistas distintos, a veces con orquestas completas y echando mano de unos 200 músicos. En Bilbao actuará una treintena de artistas.

El show audiovisual dura hora y media y lo patrocina Playstation. «MHNL defiende una visión creativa de la música, sin las ataduras que imponen los géneros cerrados ni las líneas monocordes en cuanto a época, elección de instrumentos ni intérpretes. Una nueva forma de entender los shows musicales», subraya la productora.

Escenografía impactante

'La música no tiene límites' escoge canciones reconocibles de todas las épocas y los géneros (clásica, pop, rock, jazz, góspel, ópera, house…) y las envuelve en una escenografía impactante y posmoderna. «Hemos creado un nuevo lenguaje fusionando grandes himnos de todos los estilos y de todos los géneros en un show envuelto en una escenografía espectacular. Unimos piezas maestras de la música clásica con el funk, el góspel y el rap con el heavy metal, y sopranos cantando arias de ópera con éxitos de house», asegura Tomás Aldás, production manager de la empresa.

Aldás promete «una gran fiesta para la audiencia» y la organización añade que se convertirá a los espectadores «en protagonistas de un universo de diversión y abriendo una nueva dimensión del sonido». El creador, el abogado andaluz De Páramo, asegura que la intención principal es «impresionar, sorprender, divertir…».

Al éxito de todo ello ayudará que el público reconocerá la mayoría de las canciones interpretadas, 'la playlist de tu vida', como la define la organización. En la visita anterior al Teatro Campos sonaron éxitos de Michael Jackson, U2, Queen, Avicii, Barbra Streisand, White Stripes, Guns N' Roses, The Police o el operístico Giacomo Puccini.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos