Los Blues Morning Singers: «No queríamos seguir siendo una banda de versiones de blues»

Aritza Castro (batería), Carlos Jover (armónica), Mario Gómez (guitarras y voz) y Fabián Acarregui (contrabajo)/Antony Rohald
Aritza Castro (batería), Carlos Jover (armónica), Mario Gómez (guitarras y voz) y Fabián Acarregui (contrabajo) / Antony Rohald

El cuarteto vizcaíno, con tres músicos profesionales en sus filas y un armonicista de calidad 'pro', presenta en directo su reválida, titulada 'Jump And Shout'

ÓSCAR CUBILLO

Tocan blues y de momento su ámbito parece el hostelero, ese limitado a dar bolos en los bares generalmente con entrada libre y más de la mitad de los parroquianos hablando sin prestar atención. Sin embargo, con su segundo disco, Los Blues Morning Singers desean dar el salto a los festivales, estivales o no, bluseros y más allá, donde creen que pueden tener buen encaje y agradar al gran público.

La novedad tan ilusionante para ellos se titula 'Jump And Shout' (Ahorcado Records, 2018), la ha producido Saúl Santolaria (la calidad del sonido varía de corte a corte), y su contenido original al cien por cien se arrima al blues boom británico de los 60 (Mayall, Yardbirds…), su estupenda armónica a menudo remite al Billy Boy Arnold más deslizante, y hay hasta picotazos al góspel tipo Taj Mahal y al sonido Louisiana a medias entre Powersolo y Los Fabulosos Thunderbirds, uno de los grupos favoritos del líder del combo, Mario Gómez, ex Los Fastuosos de La Ribera, un vizcaíno emigrado a Vitoria que nos pone en antecedentes antes del bolo de presentación de la reválida de Los Blues Morning Singers, este viernes en el Kafe Antzokia (sala superior, 21 h, 7-9 €).

- ¿El nombre lo habéis traducido por Los Cantamañanas del Blues?

- Nos llamamos Los Blues Morning Singers, que en inglés no tiene segundas acepciones. Sin embargo, en castellano esa traducción sirve como un buen recurso nemotécnico para que la gente se acuerde del nombre. Nos gusta también bromear con eso, pero nunca le damos el carácter peyorativo.

- ¿Antes no erais más acústicos?

- Exacto en la primera época, junto a Ander, lo hacíamos en acústico. Guitarra, voz, armónica y resonador haciendo temas de Robert Johnson, Son House o Skip James.

- ¿Influencias y grupos favoritos? Sé breve, Mario.

- Autores de referencia son Muddy Waters, Little Walter, Willie Dixon, Fats Domino, T-Bone Walker, Sonny Boy Williamson, George Harmonica Smith, Louis Jordan, The Fabulous Thunderbirds…

- ¿Por qué sigues enganchado al blues tras más treinta años tocándolo?

- El blues es la raíz. Es donde nace el resto de brazos de música negra y donde me apoyo en mi manera de cantar y componer. Pero no me cierro en absoluto a otras disciplinas. Me encantan el soul, el funk, el góspel, el country y el bluegrass, y, por supuesto, el jazz y el swing.

- La última vez que te vi fue el sábado pasado, como espectador en el Blues & Beer Festival de Areatza. Estabas observando los pedales que tenía el cabeza de cartel, Laurence Jones, un guitarrista inglés de 26 años. ¿Qué te pareció, que no te pude preguntar al acabar porque te perdí de vista?

- Me tuve que ir a Vitoria a mitad de concierto. A Laurence le vi el año pasado en Soria en el Festival de Enclave del Agua y dio un bolo muy bueno. De hecho estuve hablando con el bajista y me dijo que fue uno de sus mejores conciertos. Me gusta la manera de tocar de Laurence. Ha mamado a Hendrix y Clapton y se nota. Tiene muy buen sonido y canta estupendamente. Lo único que no me gusta mucho es cuando se pone en plan 'guitar hero' y cuando se va al pop, pero hace un buen mix de blues y rock y la banda suena grande, muy compacta.

- A mí sí me agrada cuando puntea en plan 'guitar hero' al borde del tablado. Oye, habla de vuestro nuevo disco, 'Jump And Shout'. Interesa a los lectores.

- Este 'Jump & Shout' es el segundo trabajo de la banda. Y en esta ocasión son diez temas de cosecha propia, creados y arreglados para formar nuestra apuesta personal desde la base de la música negra. No queríamos seguir siendo una banda de versiones de blues cuando podíamos aportar algo mucho más auténtico y genuino.

- ¿De qué van las letras?

- Las letras hablan de cuestiones más contemporáneas que los típicos clichés del blues. Por ejemplo cantamos sobre el uso del móvil y la pérdida de las buenas costumbres de comunicación, o del «chaval» de 42 años que no piensa emanciparse de casa de sus padres porque adora la comida de su madre. Las letras hablan de conseguir disfrutar de la vida y de las oportunidades que ofrece ésta, hablan de dramas como la muerte accidental de un joven o del joven que decide acabar con todo, empuñando una pistola, en referencia a los crímenes en escuelas secundarias de Estados Unidos. O de cómo se sufre por un amor no correspondido que se vuelve obsesivo.

- Cantáis en inglés. Recuerdo que cuando os vi en el FNAC, en formato acústico presentando este mismo disco, pensé: ¿por qué no cantan en castellano, o en euskera, que así la gente se enteraría más y el blues sería más cercano y tú, Mario, no deberías explicar, traducir el resumen de la canción?

- Me gusta la idea y de hecho la hemos planteado. Únicamente nos encontramos con el hándicap de que la música negra está demasiado asociada a la lengua inglesa y que para hacer algo creíble en castellano o en euskera hay que encontrar la fórmula para que funcione sin desvirtuar el género. Creo que lo intentaremos más adelante.

- Por el contrario, vuestro armonicista Carlos Jover me pareció una pasada y estuvo muy bien empleado, sin parar de soplar.

- Carlos ha mamado el blues clásico toda su vida y de hecho es el más reticente a romper moldes. Pero su lenguaje blusero está más que demostrado.

Los Cantamañanas del Blues pretender dar un bolo 'on fire' en el Antxiki
Los Cantamañanas del Blues pretender dar un bolo 'on fire' en el Antxiki / Antony Rohald

- El bolo de presentación oficial será este viernes en el Antxiki (21 h, 7-9 €). Anima a los lectores.

- El concierto va a ser una fiesta. Empezaremos con un par de versiones para calentar el ambiente y entraremos en los temas del disco de manera ascendente, con los temas más profundos en la primera parte. Y a partir del noveno tema, iremos 'on fire' hasta arriba y sin parar.

- ¿A qué grupos os gustaría telonear?

- Siempre he deseado compartir escenario con The Fabulous Thunderbirds. Y Carlos con Rod Piazza & The Mighty Flyers.

- ¿Y con quién estáis orgullosos de haber compartido cartel?

- Nos pareció una maravilla compartir cartel y una breve conversación con Taj Mahal, Lazy Lester y Mike Morgan en Hondarribi en 2014. Y con Mike Sánchez en 2016.

- Algún miembro de Los Cantamañanas del Blues es profesional, ¿no? Creo que Aritza, el batería. ¿Los otros de qué curráis?

- Aritza tiene plaza en la Banda Municipal de Barakaldo, es músico profesional y además sacó el grado superior de jazz en Pamplona. Fabián es músico de sesión, Carlos es enfermero en una ambulancia medicalizada. Y yo dejé mi trabajo de empresario para dedicarme plenamente a la música hace seis años.

- Buf, tres de cuatro sois profesionales, y Carlos sopla como un americano, o sea que también podría. ¿En qué grupos habéis estado?

- Aritza Castro (batería) y Fabián Acarregui (contrabajo) colaboran con mucha gente. Haciendo memoria puedo decirte que Aritza ha participado en grupos como Lomoken Hoboken o Capitán Groove, pero su proyecto más importante sin duda es su carrera jazzística, plasmada en su disco de debut 'Familia'. Fabián sobre todo toca toda la temporada de buen tiempo en el kiosko del Guggenheim y, como digo, también es colaborador habitual de muchos artistas. Carlos Jover (armónica) forma parte del grupo de Irrintzi Ibarrola llamado Confluence, que ha editado ya dos discos, el último el titulado 'Vulcano'.

- Ajá. ¿Y tú, Mario (voz, guitarra, dobro)?

- Yo por Gasteiz he tenido movimiento también. De 2013 a 2015 toqué con Sticky Pointers, un grupo de groove instrumental disuelto ya. Y estuve otros tres años con Playa Canalla, un combo enorme de improvisación dirigido por Raúl Romo, el de Ortophonk. He tocado con Banda Badaya, de rock-funk en castellano ya disuelto, y con Blue Jam, un cuarteto de groove funk en formato vocalista más power-trio que sonaba de miedo pero del que ya no soy miembro. Y, por fin, ahora además de en Los Blues Morning Singers estoy en The Sorry String Band, un cuarteto de bluegrass y americana que hace covers de CSNY, de America...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos