Amaia y Alfred, representantes de España en Eurovisión 2018 con 'Tu canción'

Amaia y Alfred representarán a España en Eurovisión 2018./
Amaia y Alfred representarán a España en Eurovisión 2018.

La pareja sedujo al público con ‘Tu canción’, de Raúl Gómez, que ganó la gala especial de ‘OT’ con el 43% de los votos

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Cuando Emma Stone y Ryan Gosling cantan ‘City of stars’ en ‘La la land’ el amor está en el aire. La química entre la pareja, el árduo esfuerzo realizado por ambos actores, la bella melodía y la cuidada realización fueron la causa de una escena inolvidable. Cuando Amaia y Alfred interpretaron la misma canción en una de las primeras galas de ‘OT’, se respiraba la ternura. La inocencia de ambos caló en el público y su talento ya apuntaba a un sonado triunfo. Ese momento sedujo también a Raúl Gómez, un artista precoz que imaginó un tema original para el dúo inspirado «en el amor íntimo y sencillo», según sus propias palabras. El compositor gestó la pieza junto a su tía, Silvia Santoro, cantautora. Y pensó que la creación bien podría representar a España en Eurovisión si la cantaban la pamplonica y el del Prat de Llobregat. Y acertó.

'Almaia', como ya denominan a la pareja compuesta por Alfred y Amaia sus fans, defenderán al país en el certamen europeo con ‘Tu canción’, una melodía que acaricia y huye de estridencias. Una composición que ya contaba con el favor de la gente antes de ser el elegido. Tan solo hizo falta media hora para que la balada se convirtiese en número 1 de iTunes. Y hubo beso, claro. En el segundo pase los enamorados se desprendieron del pudor y sellaron así su amor sobre el escenario.

Más información

«Todo es perfecto si estás a mi lado creando una nueva ciudad. Siento que bailo por primera vez, eres el arte que endulza la piel de mi mente viajera, que sigue a tus pies», reza el estribillo. Y Alfred y Amaia volaron juntos con él. La pareja demostró desde el primer momento que saltan chispas cuando están juntos sobre el escenario. Decir química sabe a poco cuando se habla del ‘feeling’ entre ambos. Los dos desprenden un candor que bordea el precipicio de lo empalagoso sin caer el él, por lo menos de momento. Y eso que tanto el catalán como la navarra venían fogueados. Él había participado en las audiciones ‘a ciegas’ de ‘La Voz’ (donde no fue escogido, ¡qué visión!) y ella participó en ‘Cántame una canción’ y ‘El número uno’, y precisamente en este último coincidió con Raúl Gómez. Todo está conectado.

La música no es la única inquietud de Alfred. El joven también ama el cine y promete dirigir pronto una película. La farándula siempre ha estado presente en su vida ya que procede de una familia de músicos y es descendiente de los cantantes del grupo Rumba Brava. Aún y todo no estaba vacunado contra la presión y durante su paso por la Academia ha sufrido varios ataques de ansiedad. La de Amaia es otra historia. Virtuosa del piano, empezó a tocar el instrumento siendo muy niña y cuando tenía 13 años dio un concierto en el Conservatorio Profesional Pablo Sarasate al que asistían los entonces Príncipes de Asturias y el hoy Felipe VI se acercó a la pequeña y le dijo: «Tienes futuro». ¡Vaya que sí!

El respetable rugió con la actuación del dúo, que no lo tuvo fácil para sobresalir porque la competencia era fuerte. Otro dúo, el compuesto por Ana Guerra y Aitana, les pisaba los talones (aunque al final quedó tercero) y la benjamina de la Academia en solitario, cantando ‘Arde’, tampoco era rival fácil. Pero el público es soberano y su decisión es sabia (esperemos). Manel Navarro fue el encargado de traer el sobre con la ansiada resolución. «Os lo merecéis», les dijo entre abrazos a los triunfadores. El compositor también celebró la decisión. «Se ha visto algo real y eso era lo que pretendía», explicó emocionado antes de asegurar que será un placer trabajar con Amaia y Alfred. «Son un encanto», definió.

Ahora toca pulir detalles y acomodarlo todo para que en mayo conquisten igual de bien en el escenario luso. El Altice Arena de Lisboa aportará otras dificultades y la competición no será la misma. Todo sea que en los próximos meses, ya fuera de la Academia, la pareja se conozca mejor y ese amor incipiente se rompa en pedazos. A ver cómo defienden entonces su tema. Alejados del mundanal ruido han confluido en plan Disney (y la canción que defienden es muy del tío Walt, lo que no quiere decir nada malo), veremos si un azote de realidad no se carga el sueño. ¿Se acuerdan de Bisbal y Chenoa? Mejor creámos en el amor.

Aquí puedes consultar la clasificación de la gala.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos