La Semana Negra de Gijón homenajeará este fin de semana al poeta Ángel González

El poeta Ángel González. /MITXEL ATRIO
El poeta Ángel González. / MITXEL ATRIO

Nuria Barrios, Xuan Bello y Nacho Vegas, entre otros, participarán en los actos programados para este fin de semana en honor al escritor ovetense

TXANI RODRÍGUEZ

Pasada ya la media noche, centenares de personas abarrotaban la carpa central de la Semana Negra de Gijón. Curiosamente, esa expectación a deshoras no la generaba una estrella del rock sino un poeta ovetense: Ángel González. Cuando aquel destacado miembro de la Generación del 50 subía al escenario, se hacía el silencio, a pesar de que en el recinto funcionaba una gran barra de bar: su voz, dulce pero firme, y muy cercana, lo llenaba todo.

Durante años, el Premio Príncipe de Asturias, Premio Reina Sofía y miembro de la Real Academia Española comandó aquellas exitosas veladas poéticas en las que autores como José Emilio Pacheco, Roberto Fernández Retamar, Félix Grande, Juan Gelman o Luis García Montero compartieron micrófono y emoción con él. Aquella fiesta de la poesía se celebró hasta el verano de 2007; González falleció en Madrid el 12 de enero de 2008.

Con su muerte se apagó la voz de un poeta comprometido, marcado por la temprana muerte de su padre y por la Guerra Civil, que descompuso su familia. En 1943, enfermó de tuberculosis y en su largo proceso de recuperación empezó a leer y escribir poesía. Allí, en Páramo de Sil, aquel joven convaleciente comenzó a ser el poeta insustituible en el que, tiempo después, acabaría convirtiéndose.

Tertulia y recital

Se cumplen ahora, por tanto, diez años desde el último recital y, con ese motivo, la Semana Negra de Gijón, que alcanza ya su XXX edición, ha organizado, en colaboración con el Ayuntamiento de Oviedo, dos actividades en su memoria. Este viernes se celebrará en Gijón, a partir de las 19:30 horas, una tertulia en la que Manuel Rico, José Luis Piquero y Xuan Bello tomarán la palabra, moderados por Miguel Barrero. Mañana sábado, a las 13:30 horas, tendrá lugar en la Plaza del Paraguas de Oviedo un recital en el que José Luis García Martín, Nuria Barrios y el cantante Nacho Vegas se sumarán a los participantes anteriormente citados.

Los versos de González resonarán de nuevo en su ciudad natal y se recordará su obra, que Xuan Bello, ganador del Premio Nacional de Literatura Asturiana, califica como «esencial para entender la poesía española contemporánea». «La poesía realista parecía una rama agotada, pero él supo matizarla con su gran sensibilidad lírica», apunta. El autor de Paniceiros confiesa que «si tuviera que elegir tres nombres, elegiría a Antonio Machado, a Juan Ramón Jiménez y a Ángel González» y asegura que entre ellos hay una línea secreta trazada: la de la voluntad de ese realismo.

José Luis Piquero, que obtuvo el Premio Ojo Crítico por su poemario Autopsia, asistió a aquellos memorables recitales de la Semana Negra. Recuerda que González «leía con una voz mesurada, emocionante, sin aspavientos». «También he compartido con él muchas noches de copas y conversación y era un compañero nocturno inmejorable. A veces incluso se animaba a cantar, lo hacía muy bien», comenta.

«Poesía de instantes»

Piquero está convencido de que su poesía, tan precisa, ha influido a las generaciones posteriores, aunque no se trate de una influencia aparente. «En un momento de mi vida lo que más me impactó fue su poesía más social, su coloquialismo y su ironía. Pero creo que la poesía más importante de Ángel es la que reflexiona sobre el tiempo, la poesía amorosa, la poesía de instantes», mantiene. «Fue un poeta lírico que hizo cotidiano su lirismo, que tocó un registro nuevo en una tradición que venía fundamentalmente de Juan Ramón Jiménez», añade.

Manuel Rico, que dirige la colección de poesía Bartebly Editores para quienes reeditó el mítico 'Tratado de urbanismo', cree que del legado de González destaca la evidencia de que el compromiso civil, incluso político, y la poesía pueden convivir sin que el poema se resienta en términos de calidad. Rico, dueño de una reconocida trayectoria poética, valora «el difícil equilibrio que logra entre un lenguaje conversacional, directo, cómplice y una alta tensión lírica.”

Nuria Barrios, que ha obtenido recientemente el Premio Iberoamericano de Poesía Hermanos Machado por la Luz de la dinamo, reconoce que la poesía del asturiano ha dejado un eco en su obra, como sucede con todos los poetas que le gustan: «En el caso de Ángel: su irónico desaliento, su melancólico escepticismo...».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos