Un libro cada semana: 'Los perros duros no bailan' de Arturo Pérez-Reverte

Un libro cada semana: 'Los perros duros no bailan' de Arturo Pérez-Reverte

Dos canes han desaparecido y el protagonista-narrador emprende su búsqueda

CÉSAR COCA

Dar voz a un animal, un perro en este caso, no es nuevo. Lo hizo Cervantes hace más de cuatro siglos, y estamos hartos de verlo en las películas de dibujos animados. En esta novela corta, Pérez-Reverte convierte en protagonista a 'Negro', un cruce de mastín español y fila brasileña, que participó en numerosas peleas organizadas para las apuestas y que logró salir con vida. Con no pocas marcas y ninguna confianza en muchos humanos, pero vivo.

'Negro' es un perro pero en su manera de pensar se parece mucho a los héroes de otras novelas de Pérez-Reverte: está cansado, tiene su propio código de lealtades y exhibe un escepticismo fundamentado en lo que ha visto y vivido. Por todo ello, cuando se entera de la desaparición de otros dos canes, decide salir a buscarlos. Uno suele adoptar poses de chulo de revista y el otro es un antiguo amigo con el que rompió su relación por una hembra. Pero su deber es tratar de encontrarlos y así lo hace.

A partir de ahí, encuentros indeseados, peleas a muerte, hallazgos felices y el eterno debate sobre el precio a pagar por la libertad. Esa es la materia prima de un relato en el que los diálogos son muy 'revertianos'. Ahí están, en boca de esos perros, los grandes asuntos de sus novelas, vistos desde la óptica de lo que nosotros sabemos del comportamiento de esos animales. A veces, a todos nos gustaría que quienes nos rodean (o al menos algunos de ellos) se comportaran así.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos