En aquella merienda de cumpleaños había una condición: si los amigos querían llevar regalos debían hacerlos con sus propias manos, no valía nada comprado. Pero el tiempo se les echó encima y nadie cumplió. Solo una niña hizo un dibujo, un retrato que acabó en la papelera mientras el homenajeado se entretenía mirando las cosas que le habían comprado a última hora. Al escritor Patxi Zubizarreta esta historia real le inspiró el cuento ‘Enara, zer berri?’, en el que la narradora es una golondrina y el obsequio ignorado, una cometa. El día que presentó el libro en un colegio de San Sebastián, una alumna le regaló un dibujo que le pareció extraño. Luego supo que ella nunca había visto una cometa, y su relato lo había leído en braille. «Me hizo tanta ilusión que escribí otro cuento sobre una niña ciega».

La literatura infantil y juvenil, como cualquier libro, se nutre de historias y de vida. «A los niños hay que hablarles en serio, creo que lo agradecen», dice el escritor de Ordizia. El género rey de la Azoka (abarca el 35% de las novedades) demuestra su madurez con una oferta cuidada, de una solidez en la que no es fácil distinguir la forma del contenido. Las ilustraciones se reivindican «como forma de narración y creación. Cada vez más los ilustradores marcan la impronta, es gente joven que se ha profesionalizado y se apuesta por ello porque el lector lo reclama», afirma Antziñe Mendizabal, escritora y editora de Elkar.

Los álbumes ilustrados se han puesto de moda y hay una gran variedad, con joyas para temperamentos sensibles como la ‘Madame Butterfly’ de Benjamin Lacombe, que incluye un biombo de diez metros. La joven Eider Eibar, autora de más de 65 libros ilustrados, cree que «los adultos se están dando cuenta ahora del potencial de la imagen, algo que los niños ya tenían claro». Utiliza diversas técnicas e intenta «que la historia me diga lo que tengo que hacer». Puede ser un relato «entretenido y muy sensible» sobre la transexualidad (‘Akats bat lehenengo lerroan’, escrito por Garazi Kamio), o un compendio de aventuras y recetas de cocina (‘Mila bidaia munduko sukaldeetara’, con Txikilu).

Siempre Nur. Lia Uribarren, de 8 años, e Irune Maidagan, de diez, vinieron de Arrasate con un objetivo claro. Fueron directas a por los libros de Nur, el personaje de Toti Martínez de Lecea. «Son muy divertidos y una amiga los tiene todos».
Siempre Nur. Lia Uribarren, de 8 años, e Irune Maidagan, de diez, vinieron de Arrasate con un objetivo claro. Fueron directas a por los libros de Nur, el personaje de Toti Martínez de Lecea. «Son muy divertidos y una amiga los tiene todos».

Eibar también ha creado el ambiente de Saguganbara, un espacio habitado por coloridos ratones donde padres e hijos pueden orientarse entre una amplísima oferta. Hay talleres, cuentacuentos y una sala para ver y tocar los libros antes de comprar. Algunos acuden al reclamo de sus personajes favoritos, como Txomin y Katalin, de Liesbet Slegers, o el murciélago Bat Pat, creado por Roberto Pavanello.

Estas y otras criaturas son adoptadas por los lectores euskaldunes gracias a los traductores. Muchos compaginan esta tarea con la creación literaria, como Patxi Zubizarreta y Aitor Arana. «Los chavales nos piden finales felices, aunque a veces me gusta dejarlos abiertos», cuenta este prolífico autor de «aventuras, misterio y fantasía». También demandan series, una fórmula que sigue en boga desde los tiempos de Los Cinco, pese a la profunda renovación de imagen y contenidos.

El cuento antes de dormir. «Leer sí le relaja. Lo del baño es un mito», dice Julen Orbegozo de su hijo Eki, de dos años. Los padres disfrutan del momento de leerle cuentos con dibujos, como los de la publicación Arria, antes de dormir.
El cuento antes de dormir. «Leer sí le relaja. Lo del baño es un mito», dice Julen Orbegozo de su hijo Eki, de dos años. Los padres disfrutan del momento de leerle cuentos con dibujos, como los de la publicación Arria, antes de dormir.

Citas para hoy

Cine.
‘Efecto ‘Handia’. ¿Qué nos mueve?. Debate sobre el éxito del cine vasco a las once en Irudienea. A las 15.30 se proyectan imágenes de ‘Errementari’ y a las 18.00, ‘Handia’.
Presentaciones de libros.
‘Bihotz Handiegia’, de Eider Rodriguez, a las 12.30. ‘El cómic vasco (1945-2017) a las 14.30.
Gogoetaren plaza.
Primera jornada de este foro de reflexión sobre la cultura vasca a las 12.30 horas con Jon Garaño y Katixa Agirre.
Día de Wikipedia.
Debate sobre bibliotecarios, escritores y literatura en Wikipedia a las 11.00. A las 12.00, ‘¿Quieres ser wikilari?’. A las 15.30, presentación del proyecto Wikipedia y educación.
Música.
A las 22.30, Audience en Plateruena.

Quitar «el cliché académico»

Hay matices. Eukene Herrera, de la editorial Ibaizabal, especializada en literatura infantil y juvenil, explica que a los pequeños, tan amigos de las repeticiones, «es más fácil fidelizarlos» con un personaje. A partir de los once años, la aventura se complica. Para luchar contra los móviles, los videojuegos y los amigos por ganarse su tiempo, «hay que acertar con los temas que realmente les interesan, con los que se puedan sentir identificados». Sobre rodo, «evitar infantilizarlos».

«Ha habido una tendencia un poco excesiva a la literatura pedagógica, es importante la calidad» Antxiñe Mendizabal - Escritora y editora

«No hay que tener miedo a la poesía. Reivindico el ritmo, la música y la palabra» Leire Bilbao - Premio Euskadi 2017

«Me gusta ese momento en el que se te va el lápiz, que la historia me diga lo que tengo que hacer» Eider Eibar - Ilustradora

La literatura en euskera cumple un papel fundamental para alentar el amor por el idioma en un país donde todos los estudiantes lo conocen pero muchos hacen su vida cotidiana en castellano. Para «quitarle el cliché académico», las editoriales no escatiman bazas y cultivan la producción propia con esmero. En el catálogo de novedades brillan autoras reconocidas que triunfan en varios géneros, como Alaine Aguirre (‘Munstro Txikiak : Mamutxo bere gurasoen bila’) o Uxue Alberdi (’Nork agintzen du?’). En los temas se busca un equilibrio entre difundir valores como la igualdad entre hombres y mujeres y la libertad de creación. Mendizabal cree que «en los últimos años ha habido una tendencia un poco excesiva a la literatura pedagógica, y es importante transmitir con calidad».

Con personajes de verdad. Los hermanos Aiora y Andde Gillate, de 9 y 7 años, llegaron con sus padres de Arrigorriaga. A ella le gustan las historias de Greg y Tea Stilton y él prefiere los cuentos, pero les encandiló esta duende de carne y hueso.
Con personajes de verdad. Los hermanos Aiora y Andde Gillate, de 9 y 7 años, llegaron con sus padres de Arrigorriaga. A ella le gustan las historias de Greg y Tea Stilton y él prefiere los cuentos, pero les encandiló esta duende de carne y hueso.

Leire Bilbao, que este año ha ganado el premio Euskadi de literatura infantil y juvenil con ‘Xomorropoemak eta beste piztia batzuk’, ilustrado por Maite Mutuberria, utiliza un arma tan revolucionaria como la poesía. «Reivindico el ritmo, la música y también, por qué no, la tradición de memorizar versos como hacían nuestras abuelas». Le gusta «poner a hablar a los animales», y cuando los niños son algo mayores incorpora «toques surrealistas y aventuras. Lo importante es que cada uno encuentre el libro que abra sus puertas y ventanas interiores».

Ilustraciones con misterio. Maddi Salazar, Maider Blanco y Nahia Moreno acaban de llegar de Pamplona. A sus 15 años, les atraen el dibujo y las tramas de misterio, como el cómic ‘Museo Bilduma’ de Harkaitz Cano e Iñaki Holgado.
Ilustraciones con misterio. Maddi Salazar, Maider Blanco y Nahia Moreno acaban de llegar de Pamplona. A sus 15 años, les atraen el dibujo y las tramas de misterio, como el cómic ‘Museo Bilduma’ de Harkaitz Cano e Iñaki Holgado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos