Los invitados de David Hockney llegan al Guggenheim

La muestra se ha inaugurado hoy en el Guggenheim. /Ignacio Pérez
La muestra se ha inaugurado hoy en el Guggenheim. / Ignacio Pérez

El museo expone hasta el 25 de febrero la muestra '82 retratos y 1 bodegón' del artista británico

Iñaki Esteban
IÑAKI ESTEBAN

Tiene 80 años y nota los achaques de la edad, pero cuando se pone a pintar rejuvenece y siente que se quita medio siglo. Esa energía explica que David Hockney haya tenido el músculo para pintar los '82 retratos y 1 bodegón' que se han presentado esta mañana en el Guggenheim.

Invitaba a sus amigos a posar tres días y sólo se daba este tiempo para terminar cada uno. Empleados de su estudio, su dentista, la persona que le lava su mercedes rojo una vez a la semana, el poderoso banquero Jacob Rothschild y el no menos influyente galerista Larry Gagosian, el arquitecto que levantó el museo bilbaíno, Frank O. Gehry y la propia comisaria de la exposición Edith Devaney: todos aparecen en las paredes de una de las salas de la primera planta del centro de arte hasta el próximo 25 de febrero.

El pintor británico empezó la serie después de concluir la gira de la exposición 'Una visión más amplia', que estuvo en el Guggenheim en 2012. A todos ellos retrató de la misma forma y con la misma luz: sentados en una silla en su estudio de los Ángeles.

Especial

Para captar la esencia de los personajes, Hockney dejó completa libertad a sus modelos para acudir a las sesiones con la vestimenta y el calzado que quisieran, con lo que la serie de retratos refleja también el actual y variado gusto de la sociedad norteamericana en el vestir.

La muestra incluye un bodegón realizado por Hockney en marzo de 2014 consistente en un conjunto de frutas colocadas sobre una banqueta, ya que el artista británico afincado en California considera que, junto al del retrato, es uno de los géneros importantes de la pintura, ha explicado Devaney.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos