Damon & Naomi y Thalia Zedek: contra el frío

Damon, Thalia y Naomi cantando la de Leonard Cohen. /CARLOS Gª AZPIAZU
Damon, Thalia y Naomi cantando la de Leonard Cohen. / CARLOS Gª AZPIAZU

Mereció la pena desafiar el clima para calentarse en el Kafe Antzokia con tres iconos indies yanquis: el matrimonio onírico y delicado Damon & Naomi, más la arisca Thalia Zedek, el anverso y el reverso

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

De seis conciertos en seis días consecutivos (Madrid, Orense, Bilbao, Barcelona, Alicante, Valencia) consta la gira española conjunta de Damon & Naomi, ex Galaxie 500, y Thalia Zedek, la exlideresa de Come. Los tres cantan y son personajes importantes del rock alternativo de los 90. El jueves recalaron en Bilbao, en el Antxiki, la sala superior del Kafe Antzokia, donde suscitaron el interés de una ochentena predispuesta de aficionados locales que disfrutaron con ambos sets.

Los tres yanquis son amigos y aseguran que no hay cabezas de cartel en esta gira en la que se lo están pasando muy bien, como dijo en una ocasión la teclista Naomi. Sin embargo, abrió plaza en calidad de telonera Thalia Zedek (57 años, guitarra, este es su Bandcamp), personaje de pasado heroinómano y autodefinida como ‘lesbiana orgullosa’. Militó en Come (Boston, 1990-2001, y varias reuniones posteriores) y su estilo es más furioso, directo y guitarrero, aunque no exento de emotividad. Ofició ella sola, armada con una guitarra eléctrica, y en 39 minutos ejecutó 9 piezas, al principio más indies o alternativas y en la segunda parte más próximas al rock clásico americano.

Con gesto serio y estética algo desaliñada, reminiscente en la estética a la cantautora canaria Rosana, Thalia Zedek destiló el indie vía Neil Young (‘Fighting Season’), fue minimal en la escuela de la Velvet Underground (‘We Will Roll’) e hizo indie rock noventero en plan los Pixies (‘Fell So Hard’, que sonó mucho más duro en vivo que en disco, donde resuena a los Walkabouts por su tono menor). Por la segunda parte derivó hacia sonidos más de rock americano clásico, cuando se centró en las piezas de su disco ‘Eve’ (Thrill Jockey, 2016) y cuando al fotero Azpiazu le evocó a Patti Smith en general, pareciendo Thalia a Elliott Murphy (‘You Will Wake’, emotiva y muy ovacionada) e incluso chillando arrebatada como Marah (‘By The Hand’).

Siete minutos duró el cambio de escenario antes de que actuaran Damon & Naomi (este es su Bandcamp), o sea Damon Krukowski (53 años, guitarra acústica; además es poeta, escritor, crítico de rock…) y Naomi Yang (53 años, teclados; fotógrafa, cineasta, diseñadora gráfica…), ambos ex Galaxie 500 (Nueva York, 1987-91), que forman matrimonio y están asociados al dream pop, a la psicodelia flotante y al indie pop pionero. Su set de 10 piezas en 59 minutos, con dos bises y participación postrera de Thalia, ahondó en el ambiente flotante y en las voces delicadas, por la parte de Naomi a veces tan folkies y progresivas que se retrotraían a lo medieval (en la mística ‘A Second Life’ y en un par más).

Empezaron muy lánguidos empastando sus voces delicadas (‘How Do I Say Goodbye’, muy tranquila, como confirmó Damon en su introducción) y siguieron acústicos, oníricos y velvetianos (‘Judah And The Maccabees’, cuando al acabarla Damon miró su móvil para poder decir ‘eskerrik asko’). El matrimonio captó el interés del respetable con su orfebrería pop, que parecía el reverso de la furia contenida de Thalia (buf, increíble, maravilloso, espetaron dos chicas al final de una canción), llegando a recrear el estilo algodonoso de Burt Bacharach (‘A Shining Dream’, de su disco ‘Fortune’ y de la película del mismo título dirigida por ella y que él nos invitó a ver gratis en la web naomivision.com), o aplicándose en las voces como unos Beach Boys lisérgicos y etéreos.

En el epílogo invitaron a Thalia, que se unió al dúo y en trío hicieron dos versiones: cerraron con el ‘Dance Me To The End Of Love’ de Leonard Cohen, capturado por la afición mediante numerosos móviles y que en verdad les quedó un tanto eclesial, y dieron el primer bis con el cósmico y algo Bowie en la segunda voz ‘Translucent Carriages’ de Tom Rapp, el líder del grupo Pearls Before Swine (presentaron el tema, pero no lo entendimos y nos lo aclararon entre los connoisseurs Jerry Corral, Iñaki Orbezua y Edu Ranedo). Y ante la insistencia del público encantado por lo que había presenciado, cuando parecía que se había acabado todo Damon & Naomi volvieron al tablado para ofrecer lo mejor de la noche entera, un delicadísimo e inspiradísimo ‘Hensilki’, una descompresión total y emocional algo brit.

Hum… mereció la pena desafiar al frío para ir a ver a estos tres iconos indies yanquis en la única escala vasca de un eurotour que les paseará por Londres, Edimburgo, Glasgow, Manchester, Madrid, Orense, Bilbao, Barcelona, Alicante, Valencia, París, Lausana, Bolonia y Milán.

Damon & Naomi más Thalia Zedek con el frío fuera versionando 'Dance Me To The End Of Love'.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos