Elcano vuelve a dar la vuelta al mundo

Dibulitoon
Dibulitoon / Dibulitoon

La firma Dibulitoon estrenará en 2019 su reto más ambicioso: el filme de animación sobre la gran gesta

MITXEL EZQUIAGA

Magallanes y Juan Sebastián Elcano ya están preparados para iniciar su viaje. Esta vez, a diferencia de lo que ocurrió hace 500 años, será un viaje virtual, pero la aventura vuelve a suponer un desafío. En el año 1519 el objetivo era dar la vuelta al mundo, una utopía que culminó Elcano tres años después. Ahora el reto de la empresa guipuzcoana Dibulitoon es contar aquella singladura en una película de animación destinada al mercado internacional con versiones, al menos, en euskera, castellano e inglés.

«Es sin duda nuestro proyecto más ambicioso, pero la nave avanza firme», explica Ricardo Ramón, productor ejecutivo y responsable de Dibulitoon, la productora afincada en Irún con larga experiencia internacional en el cine de animación. Un presupuesto de un millón y medio de euros servirá para afrontar el reto. «Contamos ya con el respaldo de los gobiernos vasco y español, el apoyo de RTVE y de EITB y otras colaboraciones. Filmax se ocupará de la distribución y nuestros equipos llevan años inmersos en las sucesivas fases necesarias para sacar adelante todo esto».

El objetivo es tener lista la película el próximo año y estrenarla en 2019, cinco siglos después de que comenzara el viaje encabezado por Magallanes. «La película va acompañada de distintos proyectos, como un documental, una exposición itinerante, una plataforma digital y una propuesta de realidad virtual, de modo que prolongaremos la iniciativa hasta 2022, cuando se conmemoren los 500 años del final del viaje, ya con Elcano al frente de la nao Victoria, la única que culminó la aventura».

Realidad virtual.
De la mano de Tecnalia se ha desarrollado un proyecto que permitirá mediante unas «gafas virtuales» entrar en la nao Victoria.

Plataforma digital
Un espacio interactivo multimedia informará sobre el desarrollo del proyecto y sus contenidos, con una dimensión educativa para los centros escolares y vinculación con las redes sociales.

Documental
Contará la historia de Elcano, y del propio proyecto de la película, a un público más adulto.

Dicen los responsables de 'Magallanes, Elcano, la primera vuelta al mundo', nombre que llevará la película, que aquel viaje «fue un momento crucial para la Humanidad, comparable a la llegada del hombre a la Luna». «Cuando contamos el proyecto en los festivales o mercados mundiales del sector detectamos pronto el interés que despierta esta aventura», relata Jone Landaluze, responsable de la 'venta' del proyecto en el exterior.

Pero encuentran un problema. «Todo el mundo sabe quién era Magallanes, el marinero portugués que organizó y comandó el viaje, pero no tantos conocen la figura de Juan Sebastián Elcano, tan familiar para nosotros pero no tanto en el exterior».

Ricardo Ramón recuerda que fue en el año 2000 cuando empezó a idear la fórmula para dar a conocer al gran público, «y especialmente a los más jóvenes», los detalles de esta gesta. Garbiñe Losada y José Antonio Vitoria realizaron entonces un primer guion que será el que se lleve a la pantalla tras distintas modificaciones. «Retratamos la personalidad de un joven Elcano, un poco niñato arrogante, que se va formando como marinero y termina convertido en experto navegante tras el paso decisivo por el Cabo de Hornos».

Ángel Alonso es el director de la película, Xabier Kerexeta ha ejercido de asesor histórico, con diseños de Patxi Pelaez, diseño gráfico de Dovi Doviso, música de Joseba Beristain y la 'escritura de cuento' de Susana Pinto.

'Rodar' en el mar

Pero son amplios equipos los que trabajan en las instalaciones de Dibulitoon en Irún. «El trabajo es larguísimo y cada fase emplea al menos a veinte personas», explica Ramón. «La preproducción, el diseño de personajes, el modelado de 3-D... Y ahora, la animación, que es el momento de la verdad».

El escenario es el mundo y eso supone también un esfuerzo adicional de producción. «Hay que documentar cada localización, en lugares muy dispares, y la presencia continua del mar supone también un desafío de realización, con sus olas y temporales».

Nada asusta al equipo de Dibulitoon, acostumbrado a viajar en el tiempo y en el espacio en sus películas, para afrontar esta historia en 3-D con una duración estimada en unos 75 o 80 minutos. «Sabemos que no se pueden hacer películas más largas para nuestros públicos, que situamos entre los 8 y los 12 años aunque en este caso interesará a toda la familia». Y el problema ha sido reducir a esa duración un viaje de tres años a lo largo de todo el planeta.

Tal como recuerda el dossier de la película, solo una nave de las cinco que partieron de Sevilla y 18 de los 240 marineros culminaron el viaje. El objetivo inicial era buscar especias, pero «su aportación fue infinitamente más importante que unas cargas de nuez moscada, clavo, canela o vainilla: el viaje confirmó lo que hasta entonces seguía siendo una conjetura. Que la Tierra era esférica. El lema del escudo que el emperador Carlos concedió a Elcano resume bien aquella aventura: 'Primus circumdedisti me', con el globo terráqueo en medio».

Dicen los guionistas que da juego a la historia la contraposición de los dos personajes: Magallanes, «un portugués de noble linaje, jefe de la expedición hasta su muerte», y Elcano, «un marinero, oficio poco apreciado entonces». Por eso «las biografías de ambos personajes, contextualizadas en la época que les tocó vivir, permiten entender una aventura que cambió el rumbo de la historia».

Un abanico de propuestas

Los rectores de Dibulitoon quieren llegar desde el País Vasco al mundo, como el propio Elcano. Habrá versiones en euskera, castellano e inglés, de entrada, y no se descarta el posterior doblaje a otros idiomas, como ha ocurrido con sus anteriores proyectos. El 'Elkano' vasco será 'Elcano' en el mundo. «Es un proyecto creativo cultural vasco que traspasará fronteras», avanza Jone Landaluze.

El filme «está pensado para chicos de 8 a 12 años, pero gustará a todos los públicos»

Garbiñe Losada y José Antonio Vitoria son los guionistas y Ángel Alonso el director

Pero el objetivo es «poner en valor toda una serie de propuestas culturales vinculadas a un momento clave de la historia mundial». Por eso Elcano es una suma de proyectos. «Cada uno se ajusta a las distintas franjas de edad, de forma que los contenidos resulten amenos y entendibles según la edad, formación académica o lengua de preferencia», argumentan.

Ricardo Ramón da mucho valor al proyecto 'Nao Victoria', elaborado junto a la firma Tecnalia. Mediante unas gafas virtuales podrá recorrerse el interior de la nao Victoria, la única que concluyó el viaje, así como su navegación. Una plataforma digital conectará también los contenidos de la historia con centros educativos, y se prevé, asimismo, la elaboración de videojuegos educativos, una línea editorial multimedia, con comics y novela, una exposición divulgativa itinerante, que pueda 'rodar' a lo largo de tres años, y un documental.

«Dirigido por un especialista en el género, el documental 'Elcano-Magallanes' contará a un público más adulto la aventura pero también su contexto histórico y las consecuencias que trajo a la humanidad», explican los responsables de Dibulitoon.

Elcano vuelve a navegar. «En este caso todos sabemos cómo termina la película, es decir, con el regreso del marino y sus compañeros, pero habrá sorpresas», remata Ramón

Fotos

Vídeos