Bajo Ulloa rodará su próxima película sin diálogos

Bajo Ulloa rodará su próxima película sin diálogos

El director vitoriano lamenta que no encuentra «ningún apoyo» en el País Vasco y mira hacia el mercado internacional

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUISAN SEBASTIÁN

Suena el móvil y Juanma Bajo Ulloa mira la pantalla y lo apaga: «Es alguien que quiere cobrar. En serio». El realizador vitoriano volvió al Festival de San Sebastián, que en 1991 le convirtió en el ganador más joven de una Concha de Oro con ‘Alas de mariposa’. Aquel ‘enfant terrible’ que sacudió el cine vasco y español no aparenta 50 años cumplidos. Dos años después de ‘Rey Gitano’, anuncia nuevo rodaje en 2018: ‘Baby’, una historia de «suspense dramático» protagonizada por una madre drogadicta en la que no habrá diálogos.

Bajo Ulloa aprovechó el marco del Zinemaldia para presentar un ‘teaser’, una suerte de tráiler falso, con actores y escenarios que no son los de la película. Imágenes de la Tierra desde el espacio, la naturaleza y ciudades, que dan paso a una madre dando a luz sola entre jeringuillas. Después venderá la criatura por dinero y se adentrará en un caserón abandonado en busca de ella. Resuenan los ecos de las primeras cintas del director, ‘Alas de mariposa’, ‘La madre muerta’… Todo se contará sin que sus protagonistas hablen, con la fuerza de las imágenes, los sonidos y los silencios.

El director de ‘Airbag’ explicó que ‘Baby’ contará con la participación de una productora francesa y otra catalana. «Estamos intentando rodarla en el País Vasco pero no encontramos ningún apoyo», lamentó. Pretende utilizar «un lenguaje internacional» ajeno a localismos, «sin ceñirme al territorio nacional, porque sé lo que me voy a encontrar». Las protagonistas serán cuatro actrices todavía sin decidir y la duración rondará los 90 minutos. «Será una historia de género. Cine de autor pero que aspira a estar en el circuito comercial».

‘Rey gitano’ aspiraba a repetir el taquillazo de ‘Airbag’ pero pinchó. Su autor habló de boicots y linchamientos personales. «En el estreno estuve una semana en Madrid para hacer entrevistas y nadie nos llamó. TVE todavía no la ha visto». Y todo, reitera, por no comulgar con una industria «en manos de dos personas», algo a lo que se ha negado desde sus inicios. «Desde que vine a este festival me han intentado etiquetar. Y como no eres útil a un sistema establecido tienes que luchar día a día».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos