Adiós a Martin Landau, ganador del Oscar por hacer de Bela Lugosi en 'Ed Wood'

El actor Martin Landau.
El actor Martin Landau. / AFP

El actor, popular por sus papeles en series como 'Espacio 1999' y 'Misión imposible', muere en Los Ángeles a los 89 años

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Jornada negra para los amantes del cine fantástico. A la muerte de George A. Romero hay que sumar la de un prolífico actor con varios hitos dentro del género. Y es que para una generación crecida ante el televisor, Martin Landau sigue siendo el agente Rollin Hand de 'Misión imposible', la serie de finales de los 60, y el comandante John Koenig de 'Espacio 1999', otro clásico de la pequeña pantalla en los 70. Landau, fallecido el pasado sábado en Los Ángeles a los 89 años, ganó su único Oscar como actor de reparto en 1995 por 'Ed Wood'. Tim Burton aprovechó su inquietante carisma para que se metiera en la piel de Bela Lugosi, una vieja gloria del cine de terror que hablaba enfáticamente y con acento europeo. Una conmovedora caricatura que Landau bordó y que estaba muy lejana del propio estatus del actor, que comenzó trabajando en televisión en 1953 y no ha abandonado los platós hasta el mismo día de su muerte.

A ver quién puede presumir de haberse presentado a las pruebas para entrar en el Actor’s Studio con otros dos mil candidatos y salir elegido junto a un tal Steve McQueen. Años después, Landau daría clases en la mítica escuela de interpretación y tendría como alumno a Jack Nicholson. Fue amigo de James Dean y salió un tiempo con Marilyn Monroe. Su primer papel de fuste en cine fue nada menos que a las órdenes de Alfred Hitchcock, como esbirro de James Mason en 'Con la muerte en los talones' (allí estaba George A. Romero, por cierto). La lista de series en las que intervino es interminable: 'Maverick', 'Bonanza', 'Los intocables', 'El agente de CIPOL', 'Colombo'...

Francis Ford Coppola contó con él en 'Tucker: Un hombre y su sueño' y Woody Allen le situó frente al papel de su vida en 'Delitos y faltas', obra maestra en la que era un reputado y amoral oftalmólogo con una amante que amenazaba con arruinar su vida. No está mal para un caricaturista que aguantó cinco años en el 'Daily News' y que encontró trabajo enseguida como actor. «No tuve que conducir un taxi, ser camarero o trabajar en una lavandería», se felicitaba el protagonista de otra emblemática serie de ciencia-ficción, 'Dimensión desconocida'. Menos mal que rechazó el papel del doctor Spock en 'Star Trek', que acabó recayendo en un amigo suyo, Leonard Nimoy. Divorciado en 1993 de la actriz Barbara Bain tras 36 años de matrimonio, el actor era padre de dos hijas, una de las cuales, Juliet, sigue sus pasos.

Fotos

Vídeos