«Hay que acabar con las dos Españas en el ámbito del cine»

Oscar Graefenhain./
Oscar Graefenhain.
OSCAR GRAEFENHAIN | DIRECTOR GENERAL DEL ICAA

El máximo responsable del cine en el Gobierno promete que el IVA de las entradas bajará en 2018

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Oscar Graefenhain cumple un año al frente del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales. La máxima autoridad del Gobierno en lo relativo al cine, que pasó por Zinebi invitado por la Asociación de Productores Vascos, ha tenido que bregar con el cambio de modelo en la financiación de las películas, que sustituyen las ayudas directas o subvenciones por las desgravaciones fiscales. El IVA de las entradas, promete, bajará en 2018.

– Sorprende que aterrizara en el cargo procedente del mundo del deporte (era director general del Consejo Superior de Deportes).

– Tengo una trayectoria en la Administración de dieciséis años. He sido cuatro veces director general con diferentes competencias, tanto con el Gobierno del Partido Socialista como del Partido Popular. He llevado temas de infraestructuras, he sido responsable durante más de tres años del 1% cultural, moviendo cerca de 100 millones de euros al año en rehabilitación y restauración de patrimonio histórico, por ejemplo el Puente Colgante de Bizkaia, de lo que me siento muy orgulloso. En la última etapa pasé por el mundo del deporte, lo que me ha venido bien para buscar fórmulas a aplicar al mundo del cine. Como acercar a las empresas privadas a la financiación.

– ¿Por qué en este país Rafa Nadal es un héroe y Javier Bardem un canalla? Garbiñe Muguruza tributa en Suiza y no pasa nada, pero si lo hiciera Penélope Cruz...

– Sorprende. Tenemos que intentar conseguir que desde la sociedad se nos vea como un sector atractivo. El cine es una cuestión de todos, no de un partido político determinado. Debe ser objeto de una política de Estado. Tenemos que sentirnos orgullosos de nuestro cine, se están haciendo cosas muy buenas y nuestras principales estrellas tienen que tener reconocimiento porque hacen mucho por el país. Es una cuestión de imagen, de generación de ingresos. También es verdad que desde el cine a veces hay una serie de susceptibilidades, se sienten objeto de una persecución. Los principales futbolistas de este país están pasando por los tribunales por cuestiones de Hacienda y no dicen que les persiguen.

– Pero les aplauden en el paseíllo al juzgado.

– Bueno, lo que hay que conseguir es que al cine español se le reconozcan sus méritos. Que sean ídolos nacionales como lo son en otros campos.

– ¿Cuándo acabará la imagen de un sector pedigüeño y subvencionado?

– No es verdad que sea un sector especialmente subvencionado, recibe ayudas como cualquier otro sector. Las políticas de Estado acompañan e impulsan a los sectores, no somos un órgano fiscalizador ni controlador. Hay que dejar las connotaciones de buenos y malos, esto es una cuestión de todos, nadie se plantea que el mundo literario pueda ser más afín a un partido o a otro.

– Los productores están preocupados por las ayudas a la amortización de 2018. No tienen seguridad de que se vayan a cobrar.

– Es un momento complicado, siempre que conviven dos modelos hay una falta de recursos para nuevos proyectos._Hemos garantizado a los productores que se va a abordar el pago de las deudas pendientes del modelo anterior. La amortización se disparó en 2016, hubo muchos proyectos por la incertidumbre y de 15 millones presupuestados nos vamos a ir a 63. Pagaremos el cien por cien de la amortización en dos ejercicios presupuestarios: 2018 y 2019.

– El fondo de 30 millones de euros es insuficiente, hay películas importantes que se quedarán fuera.

– Estoy de acuerdo. Trabajamos para incrementarlo, pero es muy difícil hacerlo sin liberarnos antes de las deudas de amortización. Tampoco serán necesarios 150 millones, pero sí unos cuantos más. Es una pena que se queden fuera películas bien armadas.

– ¿Y cómo quedan las desgravaciones fiscales?

– Hemos elevado los tipos del primer millón del 20 al 25%. Y en el segundo y tercer millón del 18 al 20%. Para los proyectos de nuevos directores se ha incrementado la cuantía hasta el 70%, de 300.000 euros a un millón. Esto implica que para una película de coste medio –3 millones– tú ya tienes 650.000 euros vía desgravaciones fiscales. Es la línea a seguir, hace tres años no existía ningún tipo de incentivo. Somos competitivos con otros países, en Francia rodar cuesta tres veces más. Se trata de atraer producciones internacionales que dan trabajo a nuestros equipos y crean imagen de marca.

– El nuevo modelo, lamentan algunos, da mucho poder a las televisiones, que son las que deciden el cine que se hace.

– Eso es un mantra. Solo 7 de las 26 resoluciones son proyectos de Mediaset y Atresmedia. Bien es cierto que el que tiene el dinero decide en qué lo invierte. Las televisiones tienen la obligación legal de hacerlo, pero no tienen un papel preponderante.

– Las televisiones siempre se han quejado de la obligación de invertir en cine, y al final les ha resultado un buen negocio.

– Todo lo que sea una obligación es lógico que provoque resistencia, pero han convertido un problema en una virtud. Están generando películas que llevan mucha gente a las salas. Nosotros estamos encantados con su labor. No debemos ver la televisión como el enemigo.

– Han desaparecido las películas de clase media, solo hay grandes producciones o cine undeground.

– Es prioritario conseguir generar nuevos públicos, que la gente vuelva a las salas, aunque los datos no son malos. Me preocupan esas películas de clase media, haría falta una tercera línea de apoyo presupuesto dirigida a un público más adulto, el mismo que ha habido en otras épocas.

– Que no baje el IVA del cine es difícil de entender.

– Desde el Ministerio de Hacienda nos están ayudando muchísimo en todas las peticiones que les hacemos. Hay que entender que partimos de una situación económica en 2012 con una crisis sin precedentes. Se tomaron medidas de choque muy potentes, entre ellas elevar el IVA. Hacienda ha visto que las cuentas públicas mejoraban y ha bajado el IVA_de los espectáculos en directo. En 2018 se bajará el del cine, está incluido en la ley de presupuestos que se está negociando.

– ¿Qué se ha hecho para mejorar la relación entre el Gobierno y las gentes del cine?

– Tienen que tener claro que no hay una persecución al cine. Yo estoy para apoyar al sector, queremos que se sientan arropados y que entiendan las limitaciones presupuestarias. Los que se quejan del cine español son los que no lo ven. La situación es buena, no hay ninguna animadversión.

– ¿No harían falta más gestos? Pienso en el presidente Rajoy confesando que no había visto ninguna de las películas candidatas al Goya.

– Se están haciendo cosas. Le pueden hacer una pregunta al presidente y responder sin ningún tipo de maldad: ‘Pues mire, no las he podido ver’. El ministro va a estrenos permanentemente, todas las semanas nos reunimos con la Academia, acudimos a rodajes... La relación es fabulosa. El presidente no va a los Goya, pero tampoco lo hace a muchos actos por su agenda.

– Él es más de deporte.

– Es compatible, yo también soy un fanático del deporte. Rajoy no tiene mucho tiempo libre.

– Al final, el presidente que más hizo por el cine español fue José María Aznar, que estableció la obligatorieda de las televisiones de invertir en cine europeo.

– Hay que eliminar el cine de las disputas políticas. No ha habido ninguna persecución. Tienen más prejuicios desde el propio sector que desde la Administración. Hay que acabar con las dos Españas en el ámbito del cine, es absurdo.

– Nunca se ha hecho nada para evitar el drama del cierre de salas.

– Me produce mucha tristeza, es una política transferida, no está en el ámbito estatal. Perdimos una oportunidad histórica en la época en que este país tenía más recursos para haber abordado una política en defensa de las salas, para proteger edificios maravillosos. Sorprende que en casi todos los municipios tengas unos polideportivos estupendos, cuando la edad media de sus habitantes es elevada, y no se haya buscado conservar una sala al menos en cada comarca. Yo tengo dos niños e ir al cine es una experiencia maravillosa.

– ¿Qué se va a hacer respecto al acoso sexual en el mundo del cine?

– Es un problema de alcance general, no hay una normativa específica para el cine o el deporte. Lo que está apareciendo en los medios es una barbaridad, pero a nosotros no nos han trasladado ninguna denuncia._Estaremos atentos y apoyaremos a las víctimas con todos los medios posibles._Que el 27% de los adolescentes entienda la violencia de género como algo normal es un disparate. Indica que algo estamos haciendo mal.

– Ocupa usted un cargo peliagudo, casi todos sus predecesores han acabado cesados. ¿El cine pone y quita ministros de Cultura en este país?

– Mi balance es bueno. Queremos llevar el cine a las escuelas, abrir el Museo del Cine en el edificio del Nodo, mejorar la promoción, que la gente sepa qué películas españolas hay en cartelera, y promocionar aún más nuestro cine fuera de España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos