Chillida-Leku reabrirá en 2018

Una familia observa una de las obras en el museo Chillida-Leku. /Borja Agudo
Una familia observa una de las obras en el museo Chillida-Leku. / Borja Agudo

La galería suiza Hauser & Wirth será la representante exclusiva de la obra de Eduardo Chillida

ALBERTO MOYANO

Chillida-Leku vuelve a la vida. Después de seis años formalmente cerrado al público, el museo del artista donostiarra en Hernani reabrirá sus puertas en la segunda mitad de 2018 de la mano del acuerdo alcanzado entre la familia del escultor y la galería suiza Hauser & Wirth. «Estamos muy contentos de haber llegado a este acuerdo», ha señalado a 'Diario Vasco' Luis Chillida, hijo del artista. La decisión de la reapertura del centro se enmarca en el acuerdo alcanzado entre las partes para que Hauser & Wirth se encargue a partir de ahora de representación mundial y en exclusiva de la obra de Eduardo Chillida.

El centro hernaniarra que acoge la obra de Eduardo Chillida expondrá también obras de otros artistas coetáneos que «ayuden a contextualizar su trabajo». Aunque Hauser&Wirth no ha querido desvelar una fecha aproximada para la reapertura, sí confirma que será en el segundo semestre de 2018.

El acuerdo con Hauser & Wirth permite a la prestigiosa galería suiza gestionar la representación tanto de la obra artística como del acervo legado por Eduardo Chillida. Según el comunicado de la galería, «con el apoyo y la guía de Hauser & Wirth Chillida-Leku volverá a abrir en 2018 para el público en general, como un recurso vital para experimentar y aprender sobre el trabajo de Eduardo Chillida».

Junto con los herederos del escultor, Hauser & Wirth «desarrollará un modelo nuevo y sostenible para Chillida-Leku que es sensible a la visión del artista, centrado en un programa cambiante de exposicones temporales que posiciona el trabajo de Chillida junto a otros grandes nombres del canon histórico que contextualice su trabajo para las futuras generaciones».

Inaugurado en septiembre de 2000 en un acto que contó con la presencia de los reyes de España, el presidente Aznar, el lehendakari Ibarretxe y el canciller alemán, Gerald Schröder, Chillida-Leku permaneció abierto hasta 2011, cuando las dificultades económicas y el déficit económico que generaba su actividad abocó a la familia a su cierre. Desde entonces, el centro ha sido visitado por miles de personas mediante cita previa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos