Zara sopesa el cierre de la tienda de Elcano para unificar todos los servicios en Gran Vía

Zara ocupa en la esquina de Elcano uno de los rincones más emblemáticos de la capital./Luis Ángel Gómez
Zara ocupa en la esquina de Elcano uno de los rincones más emblemáticos de la capital. / Luis Ángel Gómez

La compañía de Amancio Ortega pretende reordenar sus enseñas dada la elevada oferta comercial que tiene en la ciudad

LUIS GÓMEZ

La apertura del macrocentro que Zara levantará en la antigua sede de la BBK de la Gran Vía sigue revolucionando el mapa comercial de Inditex en Bilbao. A Amancio Ortega no le queda más remedio que hacer encaje de bolillos dada la elevada oferta que tiene repartida por toda la ciudad. Si hace varias semanas bajó la persiana de su tienda más antigua del País Vasco, ubicada en la Plaza Unamuno del Casco Viejo, el gigante textil sopesa ahora el cierre de la de Elcano.

El cese de la actividad de este establecimiento se sumaría a los que tiene previsto llevar a cabo a corto plazo en la principal arteria de la villa, donde desaparecerán todas las enseñas de Zara. Aun así, su clausura supondría una auténtica sorpresa por tratarse de uno de sus puntos de venta más emblemáticos y lujosos de la capital vizcaína. Situado en plena ‘milla de oro’, sus espectaculares escaparates rivalizan con los de tiendas exclusivas de mujer.

Al igual que hizo con las 30 empleadas que trabajaban en la calle La Cruz, en el caso de concretar definitivamente esta operación de ‘repliegue’, todas serían recolocadas en otros negocios de la cadena, ya que en ningún caso contempla recortar la plantilla. Parte del personal pasaría a trabajar a escasos metros, mientras que otras serían trasladadas a grandes superficies de las afueras o incluso a otros centros de Bilbao.

Sin fecha de apertura

La decisión final se dará a conocer en breve. Durante las últimas semanas, ejecutivos de la compañía han intensificado las reuniones con continuas visitas a Bilbao para perfilar sobre el terreno el plan estrella, para el que tampoco tiene fecha definitiva. Las obras de la que será la tienda más grande de Bilbao marchan a buen ritmo. Solo la planta baja dispone de más de 2.400 metros cuadrados, mientras que el primer piso albergará otros 700. Los amplios ventanales que dan a la calle Astarloa permiten visualizar la rapidez con la que avanzan, día a día, unos trabajos que pretenden situar a Bilbao a la altura de la vecina San Sebastián.

El éxito del macrocomplejo de la capital donostiarra y la frenética actividad turística de Bilbao animó a Inditex a alquilar el edificio propiedad de Mango. La compañía de Isak Andic enterró sus planes iniciales, después de pagar a la BBK casi 40 millones de euros con la intención de reforzar su presencia en una Gran Vía que aguarda la llegada de otro gigante: Primark.

Fotos

Vídeos