Vivienda construirá 162 pisos de alquiler social en Bilbao, la mayoría para menores de 35 años

Pedro Jauregui, vicenconsejero de vivienda, Iñaki Arrriola, consejero de Vivienda y Pablo García Astrain, director de Vivienda y Arquitectura./FERNANDO GÓMEZ
Pedro Jauregui, vicenconsejero de vivienda, Iñaki Arrriola, consejero de Vivienda y Pablo García Astrain, director de Vivienda y Arquitectura. / FERNANDO GÓMEZ

El Gobierno vasco iniciará en septiembre la edificación de los pisos en Txurdinaga y Arangoiti

JOSÉ DOMÍNGUEZ

El Departamento de Vivienda del Gobierno vasco apuesta por la emancipación de la juventud en Bilbao. Así lo aseguró el consejero Iñaki Arriola este jueves en la presentación de dos proyectos para construir 162 pisos destinados al alquiler en la capital vizcaína cuyo ayuntamiento ha cedido los suelos correspondientes. Dos de cada tres se levantarán en un edificio en la calle Orueta de Txurdinaga que se destinarán a alojamientos dotacionales -ADAs-, reservados casi en exclusiva a los menores de 35 años. Los otros 55 inmuebles se destinarán al régimen de alquiler público general y se repartirán en dos bloques en el barrio de Arangoiti, donde el Ejecutivo autónomo ya trabaja en edificar otros 60 ADAs que estarán concluidos antes de fin de año. La inversión conjunta asciende a 16 millones de euros, las obras arrancarán en septiembre y durarán dos años.

«El proyecto de Txurdinaga ratifica la apuesta del departamento por este tipo de alojamiento social y, de hecho, es el mayor edificio que le destinamos en los últimos 10 años en Euskadi», ha subrayado el dirigente socialista. De los 107 pisos previstos, 81 tendrán 34 metros cuadrados de dimensión y un único espacio como sala y dormitorio y el resto con una habitación diferenciada -tres de ellos adaptados a personas con problemas de movilidad-. También se habilitarán 107 aparcamientos y 43 trasteros. A juicio del consejero, estas dimensiones son adecuadas «para favorecer la emancipación, la baja renta se ajusta a los ingresos de la persona o pareja adjudicataria -no puede superar el 30% del cómputo anual- y los cinco años de límite que se les da son un margen suficiente para organizarse un proyecto de vida».

Según el responsable autonómico, la lista de inscritos al Servicio Vasco de Vivienda Etxebide, confirman que el alojamiento dotacional debe ser una de las apuestas de las políticas públicas en el futuro. Uno de cada cinco demandantes tienen menos de 35 años «y demandan un alquiler público ajustado para vivir solos o en pareja».

En ese sentido, remarca que la viceconsejería tiene en cartera ya la construcción de un total de 846 APAs, 212 en construcción de los que corresponden a Bizkaia los mencionados 60 en Arangoiti y otros 58 en Santurtzi.

Respecto a los 55 pisos para alquiler social que se levantarán en Arangoiti, el emplazamiento elegido es la ladera sur del monte Ganeta «junto al depósito de aguas». Allí se edificarán dos bloques con 24 pisos de tres dormitorios, 25 de dos, tres de uno y otras tres adaptadas de dos habitaciones. En este caso el beneficiario podrá prolongar el arrendamiento mientras no se modifiquen las condiciones que le han permitido acceder a este régimen público, cuyos precios rondan entre los 250 y los 300 euros. «El alquiler social es una de las mayores demandas de la población vasca y en especial de la bilbaína, ya que la mitad de los 51.000 inscritos quieren un piso en renta en la capital vizcaína», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos