Veinte años mojándose por la esclerosis múltiple

Voluntarios y afectados por la enfermedad posan en la sede de la asociación./Jordi Alemany
Voluntarios y afectados por la enfermedad posan en la sede de la asociación. / Jordi Alemany

Pacientes y voluntarios celebran una campaña que desde 1997 ha cambiado la imagen de una dolencia que afecta a más de 2.000 personas en el País Vasco

FERMÍN APEZTEGUIA

El primer chapuzón siempre cuesta. «Pasaron unos cuantos años» hasta que los primeros voluntarios de la Asociación de Esclerosis Múltiple de Bizkaia (ADEMBI) decidieron montar en 1997 el primer ‘Mójate-Busti zaitez’, un chapuzón a favor de los pacientes, que cambió de forma radical la forma de sensibilizar a la sociedad sobre el impacto de esta enfermedad. «Queríamos darla a conocer porque era una desconocida, pero también pretendíamos romper con la imagen tan dura que acarreaba», explica Begoña Rueda, fundadora de la agrupación vizcaína, promotora de la iniciativa y también afectada. Era un sueño que se hizo realidad. La fiesta que comenzó hace veinte años en las piscinas de Gorostiza, en Barakaldo, continúa el domingo por las playas y polideportivos de más de 80 municipios de Euskadi.

«Queríamos romper la imagen tan dura que acarrea esta enfermedad»

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurológica, crónica y degenerativa, que se manifiesta por trastornos sensitivos, del equilibrio y el habla. Su fiesta anual, porque es así como lo viven pacientes y asociados, no nació de la noche a la mañana. Begoña Rueda y sus compañeros de la asociación llevaban tiempo dando vueltas a la idea de promover alguna actividad potente que les sirviera para recaudar fondos. La pionera fue la Fundació Esclerosi Multiple de Cataluña, que invitó en dos ocasiones a la organización vizcaína a su fiesta de ‘Mójate’ para que trasladaran su modelo. Pero no era fácil. «Quería hacer algo igual, pero no me atrevía porque entonces yo llevaba todo. Lo de Cataluña me parecía una campaña preciosa, muy atractiva, que conseguía cada año el apoyo de políticos importantes y rostros conocidos», recuerda.

«Lo vamos a hacer»

Poco a poco, la asociación fue creciendo y contrató a su primer trabajador, el abogado Pedro Carrascal, actual gerente de la Fundación Esclerosis Múltiple Eugenia Epalza, que nació con posterioridad para dar servicio a los tres territorios vascos. «Lo vamos a hacer», le prometió a Begoña, su madre. «Nos parecía increíble que una enfermedad tan minoritaria pudiera lograr el impacto de Cataluña. Decidimos comenzar y apostar por una campaña de sensibilización diferente. Fue un revulsivo», valora Carrascal.

Mójate-Busti zaitez

Campaña.
Se celebra mañana en más de 80 playas y piscinas de Euskadi. El acto central tendrá lugar en la playa de Ereaga (Getxo), a las 12, con la participación de políticos y famosos.
Camisetas.
Diseñadas por Katuky Saguyaki, pueden adquirirse en las tiendas Forum y en las oficinas de la asociación.

Buscaron rostros conocidos, que pudieran apoyar la iniciativa. Como en todo gran proyecto, la agenda se abrió por el nombre de un amigo que sirviera como gancho: el actor Asier Ormazabal. A través de él fueron llegando otros, cada año más. Las actrices Maribel Salas y Gurutze Beitia, el desaparecido periodista Txetxu Ugalde, el artista bilbaíno José Antonio Nielfa ‘La Otxoa’...

De la intendencia de la organización se ocupó, entre otros muchos voluntarios, Maite Badiola, que había asistido a la enfermedad y desaparición de su marido unos años antes. «Fuimos a la agencia para el voluntariado Bolunta para pedir manos y nos dieron una relación de asociaciones de tiempo libre y parroquiales. Comenzamos a llamar a la gente, y todo el mundo respondió muy bien», recuerda Badiola, que sonríe al recordar la cantidad de cajas que habrá preparado durante todos estos años con camisetas y materiales para la organización de los actos.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos