Vecinos de Zazpilanda llevan al Guggenheim su rechazo a los «realojos conflictivos»

Parte de los concentrados muestran sus pancartas./Fernando Gómez
Parte de los concentrados muestran sus pancartas. / Fernando Gómez

Los concentrados protestaron contra la llegada de «personas no integradas» a sus comunidades

JULIO ARRIETA

Cerca de dos centenares de vecinos de Zazpilanda, en la parte alta de Zorroza, se concentraron ayer frente al museo Guggenheim para protestar contra el realojo en su vecindario de «personas conflictivas». Los manifestantes trasladaron así al centro de Bilbao las movilizaciones que realizan periódicamente en su barrio para protestar contra el traslado a sus comunidades de residentes de la zona degradada de La Landa, afectados por el incendio ocurrido el pasado mayo que causó cinco víctimas mortales.

Los asistentes, convocados por la Asociación de Vecinos de Zazpilanda, protestaron durante una hora en las inmediaciones de ‘Puppy’, el perro floral obra de Jeff Koons, gritando consignas como «¡alcalde solidario, tráelos a tu barrio!»; «¡Gente no integrada, no queremos para nada!» y «¡alcalde, escucha, Zazpilanda está en la lucha!». El hecho de que los concentrados, entre los que se podía ver a varias familias con niños, vistieran llamativos petos morados con el lema «Stop realojos conflictivos» y que hicieran sonar decenas de silbatos hizo que la movilización, que se podía oír a varias calles de distancia, llamara la atención de los numerosos visitantes que se acercaban al museo. Varios turistas se interesaron por la protesta, recogieron las octavillas que repartía una de las participantes e incluso fotografiaron la concentración con sus móviles y cámaras.

«Al venir aquí hemos querido hacer más visible nuestro rechazo a los realojos de estas personas conflictivas», explicó una portavoz de la agrupación convocante. «Queremos demostrar al Ayuntamiento que no nos vamos a rendir y seguimos trabajando para que no se lleven a cabo» estos traslados. Hasta la fecha, solo se ha realizado «un realojo. Se le entregaron las llaves de una casa en Zorrotzabaso a una de las familias conflictivas de La Landa, pero no sabemos si ya están viviendo allí». Todavía quedan por realojar «hasta un máximo de 15 familias». Aunque los vecinos movilizados ignoran exactamente cuántas, «porque el Ayuntamiento no nos dice la cifra».

Los vecinos que las rechazan comenzaron sus movilizaciones en junio, «cuando nos enteramos que se iban a hacer estos realojos, sin que el Ayuntamiento tuviera en cuenta la situación que se va a crear en el barrio donde estas familias van a ir a vivir». La asociación presentó sus reclamaciones ante el pleno municipal celebrado en septiembre. «En las reuniones previas con los diferentes partidos políticos todo el mundo nos comprendía». Pero a la hora «de apoyarnos en el pleno, no lo hicieron porque no es bonito decir ‘no’ a un realojo a familias que tienen derecho a una vivienda. Porque lo tienen. Pero también tienen unas obligaciones que, nos da la impresión, el Ayuntamiento no tiene los medios para hacer cumplir». Estos realojos, «son una solución fácil mal planteada que no queremos», concluyó la portavoz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos