Los vecinos de Rodríguez Arias «agradecen» el cierre por cuatro meses del Moma

Vista del exterior de la discoteca Moma. / E. C.

Apenas un mes después de su reapertura, el Ayuntamiento ha ordenado bajar la persiana al local por haberse propasado con el ruido de forma deliberada

M. IBARROLA

«El descanso es un derecho, la algarada nocturna no». Con este eslogan, la agrupación vecinal de Rodríguez Arias agradece al Ayuntamiento «su dedicación y cumplimiento estricto de la ley» en el conflicto que han mantenido con la discoteca Moma desde comienzos del año. Apenas un mes después de su reapertura, la concejalía de Movilidad y Sostenibilidad ha ordenado cerrar el local durante cuatro meses por haberse propasado con el ruido de forma deliberada. El Consistorio le ha abierto 11 expedientes en lo que va de año, lo que podría alargar la clausura de la sala de música otros diez meses más. En una carta de agradecimiento, los vecinos aseguran que ahora se sienten «tranquilos».

Temas

Bilbao

Fotos

Vídeos