El vecino de Leioa herido en el siniestro mortal de Zaragoza «mejora dentro de la gravedad»

Estado en el que quedó el vehículo. / Diputación Provincial de Zaragoza

Las causas del siniestro siguen siendo una incógnita. El coche que conducía el vecino de Leioa en dirección a Zaragoza se salió de la calzada y cayó por un talud dando varias vueltas de campana

J. ARRIETA

El vecino de Leioa que resultó herido en el fatal accidente de tráfico en el que murieron su mujer y su madre el pasado viernes, cerca de Zaragoza, se recupera muy poco a poco. Fuentes del Hospital Universitario Miguel Servet, en la capital aragonesa, confirmaron ayer a EL CORREO que el hombre, de 63 años, «mejora dentro de la gravedad». «Ha pasado de estar muy grave a estar grave», precisaron, aunque no dieron más detalles dada «la delicada situación de esta persona». Fuentes no oficiales del mismo centro sanitario apuntaron que a día de ayer no se temía por la vida del paciente.

Las causas del siniestro siguen siendo una incógnita. El coche que conducía el vecino de Leioa en dirección a Zaragoza se salió de la calzada y cayó por un talud dando varias vueltas de campana. Las dos personas que acompañaban al conductor, su madre y su esposa, de 85 y 63 años, fallecieron en el acto. El herido quedó atrapado en el vehículo, destrozado y deformado por los vuelcos y el impacto final, por lo que fue necesaria la intervención de los bomberos de la Diputación de Zaragoza, que acudieron con un vehículo de intervención rápida (VIR), para poder extraerlo. Un helicóptero trasladó al hombre al hospital zaragozano.

Fotos

Vídeos