La variante de Ermua, más cerca

Un operario trabaja en el túnel de Uretamendi.
Un operario trabaja en el túnel de Uretamendi. / IGNACIO PÉREZ

El túnel de Uretamendi entrará en servicio a finales de año, lo que evitará el paso de 9.000 vehículos cada día por el casco urbano de la localidad

IKER IZQUIERDO

La variante de Ermua, una histórica aspiración del municipio para descongestionar su tráfico, empieza a ver la luz. «En cinco meses y medio estará en servicio el túnel de Uretamendi, que supone la finalización de la primera fase» y que evitará el paso de unos 9.000 vehículos diarios por el casco urbano, ha anunciado este viernes el diputado fotal de Desarrollo Económico, Imanol Pradales, que ha visitado las obras.

Sin embargo, camiones repletos de escombros seguirán rondando aún por los alrededores de la localidad vizcaína y de Eibar, ya que su unión a través del nuevo trazado no será una realidad hasta mediados de 2018. «Estimamos que para el verano del próximo año esa segunda fase este finalizada», ha explicado Pradales.

El responsable foral se ha comprometido a que no habrá más retrasos como los que ha sufrido este proyecto, técnicamente «muy complejo» y que ha requerido una inversión de 74 millones de euros. La variante, que sortea una complicada orografía, «ofrecerá una mejor alternativa a los 75.000 vizcaínos de la comarca», ha señalado el diputado foral.

La carretera discurre por los términos municipales de Ermua y Zaldibar a lo largo de 4 kilómetros y 75 metros de recorrido, incluyendo el nuevo enlace con la autopista AP-8 con la sustitución de las actuales cabinas de peaje a la entrada de la localidad.

Temas

Ermua

Fotos

Vídeos