Turistología

Las cifras de visitantes de 2017 son de récord

Turistología
Pablo Martínez Zarracina
PABLO MARTÍNEZ ZARRACINA

El ser humano es incomprensible, pero el turista es del todo descifrable. Lo entendemos ahora que somos un destino mundial de primer orden y cada cierto tiempo tenemos a un representante público dándonos las cifras turísticas del puente, del verano, del año completo. Las cifras suelen ser buenísimas, con frecuencia de récord; pero lo que viene después es aún mejor. Me refiero a esa manera de catalogar turistas. Qué maravilla. Qué finura en el inventario. Qué detallismo en la taxonomía. Y cada vez va a más. Ayer Imanol Pradales dio los datos del turismo en Bizkaia en 2017 (estupendos) y anunció la puesta en marcha de un «monitor de turismo comarcal». Ahí lo tienen: más monitorización. Como si fuera poco saber que el gasto medio diario del visitante andaluz, excluyendo el viaje, es de 112 euros. O que el visitante francés gasta en cambio cada día una media de 179 euros.

También sabemos qué buscan los viajeros al elegirnos como destino. Y qué es lo que más les gusta después, cuando ya están aquí. Y qué cuentan de nosotros cuando regresan a su país. ¿Hasta dónde podremos llegar si seguimos averiguando cosas? No se extrañen si el año próximo Imanol Pradales detalla cuántos de los franceses que nos visitan creen que su vida no ha tenido, después de todo, mucho sentido o qué porcentaje de los andaluces que entran al Guggenheim asumen que el origen del universo tuvo que ver con una liberación de energía inconcebible.

Mientras tanto, lo que sí sabemos es que los visitantes puntúan Bizkaia como destino turístico con un nueve sobre diez. Qué exagerados. Debe de gustarles todo mucho. Quizá también recuerdan lo que les explicó el guía acerca de los aizkolaris cuando en la oficina de turismo rellenan la encuesta correspondiente y notan que el personal les mira fijo.

En cualquier caso, los datos del año pasado indican que casi todo mejora: el número de visitantes, el dinero que dejan, la estacionalidad, la diversidad de los alojamientos... Puestos a poner alguna pega, el director de Turismo, Asier Alea, reconoció que Bizkaia como destino arrastra un cierto «bilbocentrismo». Entre nosotros, ¿a quién no le pasa? Incluso fuera de Bilbao. Pradales aseguró ayer que Bizkaia es el «motor del turismo en Euskadi». En Gipuzkoa, curiosamente, se atribuyen la misma capacidad motora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos