Tres de cada cuatro víctimas mortales de atropellos son mujeres de más de 64 años

Policías y sanitarios asisten a una víctima de un atropello./El Correo
Policías y sanitarios asisten a una víctima de un atropello. / El Correo

«El sistema vial no está suficientemente adaptado a sus necesidades», advierte la delegada de Stop Accidentes

MANUELA DÍAZ

Las personas mayores siguen siendo las principales víctimas de los atropellos mortales en las calles. El balance en lo que va de año en Euskadi revela que tres de cada cuatro fallecidos por ese motivo eran mujeres que habían superado los 64 años, según los datos ofrecidos por la Dirección de Tráfico del Gobierno vasco. Para tratar de sensibilizar sobre esos siniestros, la asociación Stop Accidentes País Vasco ha lanzado el cuarto concurso fotográfico 'Peatón, ciclista, que no atraviesen tu vida'. «No debemos culpar en exclusiva a la imprudencia de los mayores, sino que éste se trata de un colectivo mucho más fragil que los jóvenes y el sistema vial no está suficientemente adaptado a sus necesidades», advierte la delegada de la asociación, Rosa Trinidad.

Según esta vecina de Durango, que perdió a un hijo al ser embestido por un coche cuando circulaba en bicicleta por La Rioja, tanto peatones como ciclistas tienen que «extremar la precaución porque ellos pagan cualquier error con su vida». En 2016, una decena de peatones y 36 automovilistas fallecieron en accidentes de tráfico. En lo que va de año, de las 26 víctimas mortales registradas en la red viaria, siete iban caminando; los peatones están a punto de suponer uno de cada cuatro casos.

Las cifras

26 víctimas
se han cobrado las carreteras vascas en lo que va de año, siete en atropellos.
46 personas,
diez de ellas peatones, fallecieron en 2016 en el asfalto.

Trinidad asegura que la importancia de estos accidentes es mucho mayor por la gravedad de las lesiones y las secuelas que causan a los heridos. Las cifras lo corroboran y de los 6.424 supervivientes de un siniestro viario el pasado año, 93 fueron peatones que sufrieron lesiones graves y 550 leves.

Concurso fotográfico

El objetivo de la campaña sigue siendo «la concienciación en torno a la seguridad vial para reducir los índices de siniestralidad». Con esta idea, Stop Accidentes arranca el concurso en el que los participantes, cámara en mano y con el único requisito de ser mayores de 18 años y tener residencia en Euskadi, deberán recoger «situaciones de riesgo» para ciclistas y peatones que «susciten la reflexión sobre las causas y consecuencias de los siniestros».

El último día para presentar las fotografías es el 30 de noviembre en la sede de Stop Accidentes de Euskadi -en Pinondo Etxea, en Durango- o a través de prensapaisvasco@stopaccidentes.org. Además de diferentes premios, las doce mejores instantáneas pasarán a formar parte de una exposición itinerante por todo el territorio vasco.

Pese al pesimismo al que llaman las cifras de siniestralidad, no todo son datos negativos, según la asociación. Bizkaia es la provincia que más ha logrado reducir el número de muertes en carretera. Hasta el mes de agosto incluido, según la Dirección de Tráfico, se han producido dos, 14 menos que en 2016. No obstante, el porcentaje de accidentes graves se ha incrementado y, con 63 casos, a punto está de alcanzar los 67 del pasado año.

Temas

Bizkaia

Fotos

Vídeos