80 millones de gigas en cuatro días

Participantes de la Euskal Encounter.
Participantes de la Euskal Encounter. / Manu Cecilio

El Euskal Encounter se despide con un 25% más de participantes. Ocho de cada diez tienen como principal pasión los videojuegos

RAMÓN ALBERTUS y SILVIA CANTERA

Dice que trabaja como 'guardián del agua', una criatura de 'El Señor de los Anillos', de Tolkien. En realidad, Jordi Sisó (37 años) es responsable de una pequeña comunidad de regantes en Lleida. Cuando tiene vacaciones, siempre elige como destino una fiesta informática. «Se acaba esta, pero los cinco irreductibles frikis siempre volvemos».

Es uno de los 8.000 internautas que han pasado estos días por el Euskal Encounter, el mayor encuentro informático que se celebra en España. Solo tenía comparación con la Campus Party, que reunió a 6.000 personas y se celebró en Valencia en 2011 por última vez.

Una de las particularidades del evento organizado por Euskaltel es que todos los ordenadores están conectados al mismo servidor y en el mismo pabellón del BEC. El tráfico de datos movidos en la red en estos cuatro días ha sido de 80 millones de gigas de información, lo que equivale a tres kilómetros de discos duros de 500 Gb puestos en fila. El organizador, Sabino San Vicente, destacó que la 'party' ha crecido un 25% en asistencia dos años. Respecto a lo más destacado de esta edición,señala el éxito de las pruebas de drones y la construcción de un coche eléctrico por niños.

Sergio López, de Vitoria, se va con sus seis discos duros llenos, «sobre todo de videojuegos». El juego 'online' es la principal pasión de los asistentes -así lo señalan ocho de cada diez-. La 'party' informática también es el punto de encuentro que une otras pasiones a través de la Red. La bilbaína Cristina Madariaga (tatuadora, 21 años) conoció hace un año a Lorenzo Hollchwandner, que vive en Castellón, compitiendo en 'Overwatch' online -un juego de disparos-. No se habían visto en persona hasta el Euskal Encounter. «He podido mirarle a los ojos, le quiero», dice. Lo que parece ficción, «ahora es algo real».

Fotos

Vídeos