El tirón de las finales de rugby en Bilbao se dispara con 50.000 entradas vendidas

El tirón de las finales de rugby en Bilbao se dispara con 50.000 entradas vendidas

Los aficionados agotan la mitad del aforo en San Mamés con cinco meses de antelación, lo que desbordará la capacidad hotelera de la ciudad

José Mari Reviriego
JOSÉ MARI REVIRIEGO

El Ayuntamiento de Bilbao toma aire para encarar la melé que se avecina en las finales de las competiciones europeas de rugby, previstas en San Mamés los próximos 11 y 12 de mayo de 2018. El tirón de este acontecimiento deportivo, de similar trascendencia a la que tiene la final de la Champions League de fútbol, se confirma en el importante ritmo con el que se están vendiendo las entradas. Cuando todavía faltan cinco meses para el inicio del partido, los aficionados han agotado ya la mitad del aforo del campo del Athletic, dotado con porterías de tres palos para la ocasión. A fecha del pasado 22 de diciembre se han despachado casi 50.000 tickets. Y aún se desconoce qué equipos disputarán la competición.

Todo un ensayo de éxito para el que está llamado a ser uno de los grandes eventos del año en Bilbao, junto a los Premios de la MTV que se celebrarán el 4 de noviembre de 2018. Dos acontecimientos que desbordarán la capacidad hotelera no sólo de la ciudad. Los responsables municipales consideran que será necesario 'tirar' de la oferta del resto de territorios e, incluso, de provincias vecinas. Aunque, de momento, no hay cifras oficiales de reservas de camas.

Estos fueron algunos de los datos ofrecidos por el concejal de Desarrollo Económico, Comercio y Empleo, Xabier Ochandiano, al resto de representantes del consejo de administración de Bilbao Ekintza, la sociedad municipal que asumirá las tareas de organización de los principales acontecimientos. Las finales de rugby generarán 20 millones de euros «directos» en la economía local, según cálculos de la Diputación, mientras que el espectáculo musical, que contempla toda una semana de actividades y conciertos más la gala de entrega de premios en el BEC, se disparará hasta los 44 millones de impacto económico.

Localidades a 95 euros

Estas competiciones de rugby, las más importantes de Europa a nivel de clubes, se dividen entre la European Champions, convocada el sábado 11 de mayo, y la Challenge Cup –que viene a ser la antigua UEFA en el fútbol–, un día después. Para el primero de los entorchados se han vendido ya 32.877 entradas. Por ejemplo, una localidad 'corriente', en una esquina del campo en la parte baja, cuesta 95 euros, más 2,85 de gastos de gestión. Para el segundo trofeo se han despachado 16.230 tickets.

El papel está volando rápido porque, sumando las dos competiciones, se han reservado otras 25.000 entradas, la mayoría de ellas para poner a disposición de las aficiones de los equipos participantes. Todo apunta a que la 'fun zone', centro neurálgico de la final y cita obligada para el denominado ‘tercer tiempo’ en el rugby el que los rivales comparten un trago, se organizará en El Arenal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos