El Correo

Chocolate incorrupto

El chocolate se funde a los 34 grados centigrados
El chocolate se funde a los 34 grados centigrados / REUTERS
  • La Universidad de Cambridge busca un investigador que investigue un método científico con la fórmula para que este dulce no se derrita

  • El elegido, que debe tener buenas habilidades matemáticas, estará supervisado por un equipo de tres expertos universitarios en materias como Física de los Objetos Blandos o Ingenieria Geotécnica

Prueben a comerse una chocolatina en plena calle ahora que la canícula aún aprieta. Si uno no anda deprisa verá cómo se derrite entre sus manos. No viene del todo mal recordar esa recatada factoría que retira, verano a verano, sus bombones de circulación, no vaya a ser que se pierda todo el glamour ganado a base de ver desfilar por la televisión al mayordomo de Isabel Preysler repartiendo el conocido dulce en las fiestas.

La Universidad de Cambridge parece haberse propuesto acabar con esto y crear un chocolate 'aclimático', que no se funda con las subidas del mercurio.

Ese será el primer encargo que recibirá la persona que sea elegida por el centro británico, que recientemente ha abierto un proceso de selección para dar con un investigador que se dedique a estudiar los pormenores de este alimento.

El trabajo, bautizado ya por muchos como 'el más dulce del mundo', está abierto a estudiantes que sean ciudadanos europeos. Concretamente, en la página web de la universidad se habla de que «un doctorado industrial de 3 a 5 años totalmente financiado» está disponible para aquellos que «estén dispuestos a investigar los fundamentos del chocolate termoestable».

Pero que nadie se piense que lo que se busca es un gourmet que conozca todas las recetas o que haya catado cientos y cientos de variedades. El chocolate , por lo que se ve, también debe tener su ciencia. «Los aspectos teóricos requerirán buenas habilidades matemáticas», se lee en la oferta de trabajo, a la que uno puede postularse hasta el próximo 29 de agosto. «Los supervisores tienen una amplia experiencia en estudiar sólidos blandos», advierte el texto.

El equipo que velará por el buen hacer de este 'Willy Bonka' de laboratorio está compuesto por un ecléctico grupo de tutores que incluye un profesor de Ingeniería Geotécnica, un docente especializado en Física de la materia blanca y otro versado en Ingeniería Química. Todo para desvelar el 'genoma' del chocolate para encontrar la forma para evitar que cuando el termómetro marque los 34 grados empiece a deshacerse.

Dar con en la tecla podría multiplicar los ingresos de un gremio en el que los diez mayores 'chocolateros' del planeta manejan cada año un mercado por valor de 85.000 millones de dólares. Eso sí, el encargo tiene tanto de curioso como de complicado. Las probetas y la comida no siempre se llevan bien como en el caso de la carne sintética que desarrollaron investigadores holandeses con células madre y que no terminaron de convencer a los paladares de los críticos encargados de juzgar aquella hamburguesa de laboratorio.