El Correo

Innova

Videojuegos nacidos en el garaje de casa

'The One', juego creado por el 'estudio indie' español Singular Games.
'The One', juego creado por el 'estudio indie' español Singular Games. / Archivo.
  • tecnología

  • Las actuales herramientas permiten a pequeños grupos de amigos diseñar y lanzar sus propios productos para móviles, tablets o consolas

La crisis ha revolucionado el mundo del videojuego en España. La falta de fondos ha liquidado a las grandes y medianas empresas que elaboraban productos respaldados por una sólida financiación. Pero el sector no ha muerto. Sigue muy vivo gracias a los ‘estudios indies’, creados por pequeños grupos de amigos que apuestan por remar contracorriente y, con poco dinero, mucho riesgo y sobrados de empeño, luchar para sacar adelante nuevos videojuegos que puedan competir en un mercado copado por compañías internacionales.

Los ‘estudios indie’ juegan sus propias cartas para enfrentarse ante los gigantes del sector. Además de suponer una gran experiencia y un rato creativo entre amigos, los ‘indie’ simplifican los complejos sistemas de financiación, producción, distribución y comunicación de las grandes compañías. Sus armas son la financiación colectiva, las tiendas online como Steam y, por supuesto, las redes sociales.

El público es la pieza clave en todo este ajedrez. Los usuarios reclaman productos de calidad y están dispuesto a arrimar el hombro para conseguirlos. De ahí nace la financiación colectiva, o crowdfunding. Dentro de todo un maremagnum de posibilidades, Kickstarter es la plataforma más popular y no cabe duda de que los videojuegos han encontrado en ella una magnífica oportunidad de desarrollo, más si nos acercamos al ejemplo español, donde las ayudas públicas sólo se destinan a estudios con una producción mínima de 100.000 euros.

Herramientas como Unity3D, Ludei o el UDK de Epic permiten desarrollar juegos para cualquier plataforma, desde móviles y tablets hasta consolas, televisiones inteligentes o navegadores web. Estas opciones permiten recortar los gastos de producción y facilitan la vida a la hora de ponerles un precio, distribuirlos en Google Play o el AppStore de iPhone y lo más complicado, destacarlos entre un mar de opciones.

Algunos valientes como The Game Kitchen, Fictiorama Studios, A Heartful of Games, ganaron sus guerras apoyados por el público en Kickstarter. Facebook, Twitter, Youtube, Instagram, Tumblr, permiten además ahorrar cantidades indecentes de dinero en promoción y poder conectar directamente con el mundo para contar quién eres y cómo es tu proyecto.

El ejemplo de Singular Games

Singular Games es un 'estudio indie' que salió a la luz con 'The One, survive the game', un juego que hace posible que un móvil se convirtia en una espada para enfrentarse con cuantos usuarios se tope en la calle. Cuando esto sucede ambos contendiente blanden sus teléfonos para lograr batir al oponente.

Tras el éxito de su primer producto, esta pequeña empresa canaria ha seguido desarrollando nuevos juegos y mejorando 'The One', un juego que ahora relanzará a nivel internacional. Desde sus humildes inicios en el garaje de una casa , Singular Games ha pasado ahora a tener sede en USA o Gran Bretaña, crear la campaña y el perfil http://t.co/QJkwpnjDW2 y bombardear por Facebook y Twitter(@TSingularGames) con cada noticia de avance y con el fin de poder hacer llegar al mundo entero, entre otros, un juego como ‘The One’, nacido entre un grupo de amigos.