Los sueños de Julia

Ana de la Cruz, Sonia Garbisu, Mari Carmen Calvo y Esteban Lucas. /Luis Ángel Gómez
Ana de la Cruz, Sonia Garbisu, Mari Carmen Calvo y Esteban Lucas. / Luis Ángel Gómez
LA MIRILLA

Preestreno para los suscriptores de EL CORREO, en los cines Gólem, del documental de Gustavo Salmerón 'Muchos hijos, un mono y un castillo'

TXEMA SORIA

El próximo 15 de diciembre se estrenará en los cines de toda España el documental 'Muchos hijos, un mono y un castillo', dirigido por el actor y director Gustavo Salmerón, película que ha tenido un recorrido exitoso por los festivales de Karlovy Vary, donde obtuvo el premio gordo, Toronto y San Sebastián, donde participó en la sección Zabaltegi. Salmerón no es un novato en esto del cine. Como actor ha participado en films como 'La ardilla roja', 'Mensaka', 'Más que amor, frenesí', 'Fuera del cuerpo', 'Lluvia en los zapatos' y 'Operación Fangio'. Como director obtuvo con 'Desaliñada' el Goya al mejor cortometraje en 2002.

El preestreno de 'Muchos hijos, un mono y un castillo', al que tuvieron la oportunidad de asistir los suscriptores de EL CORREO, tuvo lugar ayer en los cines Gólem Alhóndiga de Bilbao. Está protagonizado por Julia Salmerón, madre del director, de 82 años, que tiene una gracia y naturalidad especial ante la cámara. Se muestra desenvuelta delante del objetivo, como si toda su vida hubiera trabajado como actriz. Ella explica mientras desayuna, con tono muy divertido, que sus tres deseos de jovencita eran tener muchos hijos, algo que consiguió –tuvo seis–, un mono, del que tuvo que deshacerse cuando se volvió loco; y un castillo, que acabó perdiendo por la crisis.

La película comienza con Julia tumbada en la cama, contando a la cámara que ella, cuando muera, no es partidaria de que la entierren ni que la introduzcan en un nicho. «Lo que menos miedo me da es la incineración –afirma con humor–. Lo mejor, si creen que estoy muerta, es que me claven una aguja muy fuerte en la pierna y de esta forma se aseguren de que realmente estoy muerta».

Al preestreno tuvieron la oportunidad de asistir Carmen Manrique, directora de Negocio de EL CORREO; Josu Eguren, crítico cinematográfico del periódico, que fue el encargado de presentar al director madrileño, que contó a los asistentes que esta película tan personal, en la que sale parte de su familia, ha tardado catorce años en realizarla. «La he hecho muy despacio –aseguró-, a fuego lento». Asimismo asistieron Leire Núñez, directora de los cines Gólem; Susana Losada, de Barton Films; Jorge Balaustegui, Marian Gómez, Yolanda Santana, Matxalen Fuldain, Garbiñe Salaberria, Begoña Marijuán, Manuel Pardo, Encarnación Ruano, Juan José Otamendi, Marta Arístegui, Salvador Muñoz, Ana de la Cruz, Sonia Garbisu y Esteban Lucas.

Al preestreno acudieron Iñaki González, Antonio Quintana, Matilde y Katy Gorrionero, Begoña Rosales, José Carlos Robredo, Jon Enrique Eladio, Itziar Llaguno, Julián Ruiz de Lazcano, Carmen Carbonell, Mercedes Ortego, Elvira Roldán, Aurora Isla, Agustina Presa, Nicandro Belloso, Raquel Fontecha, Felisa Centeno, María Antonia Sáenz de Ugarte, Rosaura Carranza, Montse García, Nagore Andrés y Marisa Zabala. No faltaron a la cita Lourdes Herrador, María Luisa Pérez, Dolores Polo, Igone Aldazabal, Idoia Martín, Isabel Prieto, Eduardo Peque, Ernesto Esteban, Juanjo Martín, José Manuel Fernández y Pedro Gómez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos