El Correo

Un hombre mata a tiros a sus padres en Valencia con una escopeta de caza

Edificio en el que se ha producido el crimen. / Efe | Vídeo: Atlas

  • Una vecina da la voz de alarma a la Policía a las dos y media de la madrugada tras escuchar los disparos

Tragedia en el barrio de Campamento de Paterna (Valencia). Un joven de 36 años, según algunas fuentes al parecer con problemas de adicción, David J. V, ha acabado esta madrugada con la vida de sus padres, dos jubilados de 72 y 73 años. El crimen se ha producido poco después de las dos y media, en el pasaje Marroca de la localidad de l'Horta. Una joven que se encontraba en la calle ha escuchado dos impactos producidos por una escopeta de caza. Inicialmente pensaba que se trataba de un accidente, pero seguidamente ha escuchado los gritos de una mujer seguidos de nuevas detonaciones. Era la madre de David, que clamaba desesperada.

Ante estos hechos, la testigo ha decidido dar la voz de alarma. De inmediato, dos patrullas de Policía Local de Paterna y dos de Policía Nacional se han desplazado al lugar y han pedido a David que abriera la puerta. Este se ha negado en reiteradas ocasiones, por lo que finalmente se ha optado por el asalto urgente de la vivienda por parte de los agentes, tanto por una entrada trasera de la casa, como por la principal, y con ayuda de los bomberos para abrir la puerta. Allí se han topado con el horror. Los progenitores yacían sin vida y David ha sido detenido sin que opusiera resistencia.

Vecinos de la familia han explicado que estaban preocupados porque el presunto parricida tenía "problemas" y "le daban arrebatos". Según han explicado, hace un par semanas hubo una reunión vecinal para analizar la situación y estudiar si tomaban alguna medida, ya que el padre era cazador y le veían salir algunos fines de semana junto a su hijo con la escopeta para ir a cazar, y temían que el hombre pudiera hacer un mal uso del arma. También han manifestado que la vivienda se incendió hace cinco o seis años y hace un mes otra vez, y de hecho se puede ver la puerta exterior quemada y esta misma mañana han llegado al domicilio escayolistas y electricistas que iban a arreglar los desperfectos.

Los vecinos han precisado que el matrimonio vivía en ese lugar desde hace más de veinte años y estaban "desesperados" por la situación de su hijo, al que querían ingresar en algún centro sociosanitario pero no podían porque vivían de una pequeña pensión y no podían asumir ese gasto. El hijo "se escapaba de casa en algunas ocasiones", según los vecinos, y sus padres para evitarlo a veces le encerraban con llave si tenían que salir. Asimismo, los vecinos han afirmado que vieron al presunto parricida quemar algún contenedor o rayar algún coche y se habían quejado a sus padres.

El Ayuntamiento de Paterna ha convocado una concentración este mediodía a las puertas del Consistorio para mostrar su repulsa y condena por este suceso, y ha declarado un día de luto oficial, por lo que se han suspendido todos los actos programados para hoy y las banderas ondean a media asta en todos los edificios públicos. El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, ha expresado sus condolencias a los familiares y allegados de esta familia, y ha explicado que este "terrible asesinato ha conmocionado a todo el pueblo".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate