El Correo

Así fue el asalto con una escopeta de un bilbaíno en un Mercadona de Ourense

Momento de la entrada con la escopeta, los destrozos causados y la entrega a la Policía mientras se come un plátano. / Atlas
  • El detenido, con problemas mentales y cliente habitual del supermercado, fue reducido por un policía local fuera de servicio sin que se llegaran a registrar heridos

Un bilbaíno de 35 años fue detenido este miércoles como presunto autor de un tiroteo en un supermercado de Ourense, en cuyo interior efectuó seis disparos ante la presencia de numerosos clientes que se encontraban haciendo compras. El suceso se produjo poco después de las 14.00 horas en un establecimiento de la cadena Mercadona, ubicado en el barrio de As Lagoas.

El arrestado, con problemas mentales y cliente habitual del supermercado, portaba una escopeta de caza y profirió numerosos gritos de difícil comprensión para las personas que presenciaron la escena, que apuntan a que podría haber hablado en euskera. «Pegó un tiro a la vidriera y rompió con la escopeta numerosas baldas de la sección de vinos del supermercado. Después se puso a comer un plátano y a fumar un cigarro y luego se tiró al suelo al percartarse de la presencia policial», aseguraron fuentes de Mercadona.

Carlos Pérez, un agente de 38 años que estaba fuera de servicio, pasaba por la calle cuando vio a la gente salir despavorida del supermercado. En ese momento, se percató del asalto e hizo un llamamiento al detenido para que depusiese las armas y se entregase. Sin embargo, este le respondió con un disparo que impactó contra el cristal blindado del establecimiento, aunque sin provocar heridos. Tras varios minutos de sobresalto, la Policía hizo acto de presencia y detuvo al ciudadano, que responde al nombre de Stefano G. U. El tirador es natural de Bilbao, aunque actualmente residía en Ourense, de donde procede su padre.

El detenido cogió algunos billetes de la caja. La Policía le encontró 1.200 euros encima, aunque descarta que el móvil fuera el robo. También le intervinieron la escopeta de caza, que es de cañón doble y está a nombre de su padre, una mochila en la que escondía una caja con nueve cartuchos y una botella de refresco que contenía supuestamente gasolina. El arrestado está acusado de los delitos de robo con violencia, atentado contra la autoridad, homicidio doloso en grado de tentativa, daños y tenencia ilícita de armas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate