El Correo

Desarticulada una red dedicada al narcotráfico

Material incautado.
Material incautado. / Guardia Civil
  • La operación 'Koffer' de la Guardia Civil, desarrollada en la provincia de Álava, se ha saldado con la detención de 47 personas

La Guardia Civil, en el marco de la operación 'Koffer', desarrollada en la provincia de Álava, ha detenido a 47 personas y ha imputado a otras seis por su pertenencia a una banda que se dedicaba a la importación de drogas para su posterior distribución en España. Entre los arrestados figuran 22 personas de nacionalidad marroquí, 16 españoles, siete colombianos, un ecuatoriano y un ciudadano portugués. A todos ellos se les imputan los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

En el transcurso de la operación, los agentes han practicado doce registros domiciliarios, en los que han intervenido 1.600 kilos de hachís, 20,5 de speed, 10 de heroína, 2,1 de cocaína y uno de marihuana, así como cuatro vehículos de alta gama y 110.700 euros en metálico.

La operación comenzó cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de una red que podría estar introduciendo distintos tipos de droga desde países como Holanda, Marruecos y Colombia para distribuirla por todo el territorio nacional. Una vez identificados y localizados los integrantes de la banda, se procedió a la detención de sus integrantes en las provincias de Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra, Burgos, Ávila, Segovia, Madrid, Pontevedra, Málaga, Cádiz y Marruecos.

La red se dividía en dos ramas. Una de ellas se encargaba de la introducción de droga (principalmente sintéticas) que importaban desde Holanda, Marruecos y Colombia. La otra se ocupaba de importar casi exclusivamente hachís desde Marruecos. Después se distribuía en todo el territorio nacional.

En la operación los agentes han contado con la colaboración de diferentes unidades del Cuerpo, del Cuerpo Nacional de Policía de Pontevedra, de la Policía Local de Vitoria-Gasteiz (Álava) y de la Gendarmería Real Marroquí. Los detenidos, junto con el material intervenido, han sido puestos a disposición del Juzgado Central de Instrucción nº 1 de la Audiencia Nacional de Madrid.