Darío tiene la idea más brillante de España

Tiene la 'oficina' en un vivero de empresas en Murcia. /
Tiene la 'oficina' en un vivero de empresas en Murcia.

Este biólogo de Murcia ha ideado la forma de reproducir en 3D órganos enfermos para que los médicos 'ensayen' antes de operar

YOLANDA VEIGA

A la pelota no le veía mayor misterio... ni posibilidades. A los barquitos, sí. Los construía de chaval en el garaje. Luego los echaba al mar y los hacía navegar con el radiocontrol. Darío García Calderón (Beniel, Murcia, 23 años) sufrió algunos 'naufragios' pero ahora tiene el viento a favor. La suya acaba de ser elegida 'La idea joven más brillante de España' en el concurso anual que organiza la empresa Adecco, dotado con 10.000 euros. No es uno de aquellos barquitos que fabricaba de niño, pero también lleva un mensaje... con buenas noticias.

Darío ha ideado la forma de reproducir en 3D órganos de pacientes enfermos para que los médicos que vayan a operarles puedan 'ensayar' previamente la intervención. Una tecnología que antes de final de año habrán adquirido ya varios hospitales de España y con la que los cirujanos podrán minimizar los riesgos en operaciones complicadas. «A partir de un tac o una resonancia magnética se crea una réplica exacta y en el mismo estado del órgano que se va a operar: el hígado, el corazón... Se fabrica con la misma consistencia y textura que el original, de manera que puede ser operado y suturado con las herramientas quirúrgicas habituales», explica este titulado en Biología con un máster en Investigación Clínica y Aplicada en Oncología.

Es el fundador de Cella Medical Solutions, una firma dedicada al desarrollo de soluciones médicas con la que va sacar al mercado su idea. «La primera vez que le mostré uno de estos órganos a un especialista me dijo: 'Es un paso increíble para la cirugía'».

La tecnología que ha desarrollado puede reproducir cualquier órgano y resulta especialmente útil, por ejemplo, en enfermedades hepáticas. «El hígado es opaco, marrón, tiene muchas venas. Para un cirujano es una intervención difícil porque no ve lo que opera. Los órganos que fabricamos en 3D son transparentes precisamente para que se vean por dentro», explica.

Operaciones de mama

Pese a tratarse de una tecnología «totalmente asequible en precio para cualquier hospital público o privado» debe reservarse para casos concretos, advierte. «Para unas piedras en la vesícula, por ejemplo, no habría necesidad porque no se trata de una operación que implique muchos riesgos y, por lo tanto, no tendría beneficios significativos». Sí sería un gran avance «para las operaciones de mama, que además tienen asociadas un problema estético. Poder intervenir antes sobre una mama recreada en 3D mejoraría la cuestión estética», garantiza este joven emprendedor.

Para la fabricación de estos órganos se necesitan impresoras, computadoras, máquinas de inyección... Una inversión a la que han contribuido amigos y familia y que va a engordar ahora el premio de Adecco: «Andábamos detrás de una nueva impresora, así que esos 10.000 euros ayudan muchísimo. Nos dan un respiro», reconoce. La idea está en fase de «prototipado» pero ya tiene entre sus clientes varios grupos hospitalarios.

No quiere dar pistas y no desvela costes. Tampoco cuenta lo que va a ganar. Eso es lo de menos, dice. «Ahora mismo lo importante no es ganar dinero, sino poner en marcha esto, cueste lo que cueste». A ello dedica todo su tiempo (saca, sin embargo, un ratito para la vela, su gran afición) y los ahorros. Aunque ya se cree rico... al menos en reconocimiento. Y no solo por el premio: «Ver a mis padres emocionados hasta las lágrimas cuando gané fue muy bonito».

Darío y Miguel explican en un minuto su idea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos