El Correo
Un sistema para la rehabilitación tras un ictus

/ HUVH

Un sistema para la rehabilitación tras un ictus

  • neurología

  • El Hospital Universitario Vall d’Hebron (HUVH) utiliza un programa que mejora la función motora de la extremidad superior por medio de un sistema que graba los ejercicios y permite mejorar el seguimiento de los pacientes

Un sistema que graba los ejercicios de los pacientes afectados por ictus puede facilitar el control de la evolución del tratamiento, a la vez que permite realizar videoconferencias programadas para los afectados puedan hablar con su médico sobre el proceso de rehabilitación. El proyecto Global Tele Rehabilitation System, desarrollado por la Fundación I2Cat, permite que la rehabilitación se realice bajo control médico, pero haciendo los ejercicios en casa. Solo hace falta que el paciente cuente con un ordenador con pantalla táctil, una consola Microsoft Kinect y una conexión móvil de banda ancha.

“Es un paso adelante, que facilita la rehabilitación y ahorra costes de tiempo y dinero para el paciente y para la salud pública”, asegura el doctor Marc Ribó, neurólogo de la Unidad de Ictus del Hospital Universitario Vall d’Hebron (HUVH), institución promotora de este programa que consiste en una serie de ejercicios personalizados en forma de juego, que los pacientes tienen que seguir para mejorar la movilidad de las zonas afectadas después de sufrir un ictus.

La aplicación se ha probado en 30 pacientes con discapacidad por ictus de todas las edades, a los que se les ha hecho un seguimiento durante cuatro semanas en cada uno de los 4 aparatos disponibles en la Unidad de Terapia Ocupacional del Hospital de Día del HUVH. Bajo la dirección de la doctora Inmaculada Bori se ha realizado el seguimiento clínico de los casos. Tras año y medio de pruebas se ha demostrado que el uso domiciliario del sistema GTRS, durante 4 semanas, induce una mejoría en la función motora de la extremidad superior de los pacientes. Por su parte todos los participantes, pacientes y profesionales, valoraron muy positivamente la herramienta y con frecuencia lamentaron no poder disponer de ella durante más tiempo. Estos resultados serán presentados en el próximo Congreso de la Sociedad Española de Neurología.

Ahora, el estudio piloto se está incorporando a la práctica habitual del hospital y se estudia la posibilidad de implantar estos equipos en diversos centros de rehabilitación u hospitales de convalecencia, mientras se continúa la investigación para lograr que el sistema mejore también el funcionamiento de las extremidades inferiores.