El Correo

Euskadi vuelve a reclamar a Madrid un fondo para compensar a las víctimas del amianto

Un trabajador enfermo por el amianto muesta una radiografia de sus pulmones.
Un trabajador enfermo por el amianto muesta una radiografia de sus pulmones. / I. Pérez
  • El Parlamento vasco advierte de que en los próximos años habrá miles de fallecimientos por este material tóxico

Por unanimidad el Parlamento vasco exige al Gobierno central que cree un fondo económico para compensar a las víctimas del amianto en toda España. El punto no se ha debatido, al tratarse de una iniciativa conjunta de todos los partidos que se envía al Congreso de los Diputados. Esta es la segunda vez que Euskadi plantea esta reclamación en menos de un año. Lo hizo en mayo pasado, pero aquella propuesta no pasó el filtro preceptivo del Ejecutivo central para que pudiera debatirse porque el Gabinete Rajoy, entonces en funciones, alegó que afectaba al presupuesto en vigor.

Para salvar este escollo, la nueva proposición de ley ante las Cortes Generales especifica que el fondo empezará a funcionar al año siguiente de su creación. Señala también que será un organismo autónomo dependiente del ministerio que tenga adscritas las competencias de la Seguridad Social y que sus recursos procederán de diferentes vías: cotizaciones de los empresarios, de las mutuas y de las partidas presupuestarias que puedan consignarse.

Francia, Holanda y Bélgica lo tienen

La Cámara de Vitoria reitera la necesidad de contar con un fondo similar a los existentes en Holanda, Bélgica y Francia. En este país vecino existe una bolsa económica para este fin desde hace quince años.

Entre los años 2003 y 2009 se calcula que podrían haberse producido 7.154 casos de desarrollo de una enfermedad como la mesotelioma, derivada del uso profesional de amianto en el País Vasco y en el Estado y que han derivado en una gran cantidad de litigios de antiguos trabajadores afectados por lo que consideran una enfermedad profesional. «Ello hace necesaria la creación de un fondo de compensación sin culpa», según se recoge en la proposición de ley aprobada por el Parlamento vasco instando a crear un fondo estatal de compensación.

La proposición de ley recuerda que durante el siglo XX se importaron en España más de dos millones y medio de amianto que se utilizaron principalmente entre los años 70 y 80 para la fabricación de fibrocemento en la construcción.

Hasta el año 2002 no se ilegalizó este mineral en España. Dado que el periodo de latencia de la toxicidad oscila entre 20 y 40 años, se calcula que hasta el año 2023 no va a reducirse el número de enfermos.

La proposición de ley afirma que entre los años 2003 y 2009 podrían haberse producido 7.154 fallecimientos que han derivado en una gran cantidad de litigios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate