El Correo
Urgente

La Policía detiene a otras tres personas en relación al atentado de Manchester

Educación retira seis pizarras en colegios de Álava en las que ha detectado amianto

Varios niños dibujan en una pizarra el primer día de clase.
Varios niños dibujan en una pizarra el primer día de clase. / Avelino Gómez
  • El Departamento de Cristina Uriarte asegura que ningún escolar ha estado expuesto a este material y que los encerados no entrañan riesgo salvo que sean manipulados con herramientas

El Departamento de Educación del Gobierno vasco va a proceder a la sustitución de al menos seis encerados en colegios de Vitoria que no ha especificado en los que sospecha que las pizarras tienen amianto, un material que puede llegar a afectar a la salud. Según ha informado este martes la Cadena Ser y han confirmado fuentes del Ejecutivo vasco a El Correo, el Departamento de Cristina Uriarte ha detectado esta sustancia en algunas pizarras utilizadas por los escolares tras analizar una de ellas que fue manipulada por un operario.

Fue éste, a quien se le encomendó la tarea de cortar la pizarra de un aula para dejar espacio a una pizarra electrónica el pasado mes de septiembre, quien dio la voz de alarma al detectar un polvo que podía corresponder al material conocido como amianto. Como resultado de los análisis practicados a instancias del Ayuntamiento de Vitoria, se ha tomado la decisión de que al menos seis encerados sean sustituidos de inmediato. Educación ha pedido a todos los colegios, a los que se ha enviado circulares y con los que se han mantenido reuniones específicas en los últimos días, que revisen si existen en sus aulas pizarras deterioradas o rotas para proceder a su sustitución.

Al parecer, según insisten fuentes del Departamento de Educación citando a Osalan, el instituto de seguridad laboral vasco, no ha existido en ningún momento riesgo alguno para los escolares y las pizarras serán sustituidas por una política de precaución. Las fibras de amianto que pudieran contener estos encerados, a los que se atribuye cierta antigüedad («probablemente son de antes de 1990», señala Educación), solo se liberan mediante operaciones de lijado, pulido, corte, taladrado o similares, que el Departamento ha prohibido a los colegios en una circular redactada en respecto. Aquellas que estén en buen estado se pueden utilizar sin riesgo alguno en la actividad docente, subrayan.

Circular a los colegios

«El amianto utilizado en las pizarras», informa Educación a los colegios a través de una circular a la que ha tenido acceso El Correo, «se trata de un amianto no friable, y de acuerdo con los resultados obtenidos en los análisis realizados, las muestras contenían 10-15% de amianto, variedad crisotilo. Material no friable --explica-- es aquel en el que las fibras están fuertemente retenidas en la matriz y que no puede ser disgregado manualmente, necesitando para ello la intervención de herramientas». Es decir, que «las pizarras se pueden usar con normalidad en la práctica docente, sin ningún tipo de riesgo, siempre que no sean manipuladas ni alteradas», agrega la nota a los directores de los centros.

El Ejecutivo también informa a los colegios que «pondrá en marcha un Plan renove de pizarras, que priorizará, aquellas que pudieran contener dicho material, para avanzar de forma progresiva en la sustitución de las pizarras más antiguas, que se notificará en próximas fechas».

Y zanja: «En aquellos casos en los que se constate la exposición de las personas trabajadoras que han manipulado pizarras con fibras de amianto se llevarán a cabo los trámites necesarios para garantizar la vigilancia post-ocupacional de dicha población trabajadora».