El correo

Tumba del cementerio neolítico egipcio de Mostagedda.
Tumba del cementerio neolítico egipcio de Mostagedda. / G. Brunton

Las primeras momias

  • Investigadores británicos y australianos descubren que los antiguos egipcios empezaron a embalsamar a sus muertos 1.500 años antes de lo que se creía

Los antiguos egipcios empezaron a embalsamar a sus muertos 1.500 años antes de lo que se pensaba, según un estudio que publican investigadores de las universidades de York, Macquarie y Oxford en la revista 'PLOS ONE'. Tras analizar restos textiles de dos enterramientos del quinto y cuarto milenio antes de Cristo, los autores concluyen que, durante unos 3.000 años, los habitantes del valle del Nilo usaron los mismos productos y en similares proporciones para la momificación artificial.

Los historiadores creían hasta ahora que las momias anteriores al Imperio Antiguo -más allá de hace 4.700 años- eran fruto de la desecación natural de los cuerpos por el calor y la sequedad de las arenas del desierto. "El Imperio Antiguo se considera generalmente el comienzo de la auténtica momificación egipcia hacia 2500 antes de Cristo (aC), aunque la utilización de resinas conservantes será más evidente durante el Imperio medio (entre 2000 y 1600 aC)", explican los autores en su artículo.

Esa visión de los inicios de la momificación en Egipto ha cambiado después del primer análisis químico de vendajes de lino que habían envuelto cuerpos en dos necrópolis del Alto Egipto, al sur del país. "Durante más de una década, me han intrigado los crípticos informes sobre los métodos de vendaje de los cuerpos en los cementerios neolíticos de Badari y Mostaggeda", asegura Jana Jones, historia de la universidad australiana de MacQuarie.

Receta milenaria

En 2002, Jones examinó a través del microscopio muestras textiles de esos cementerios enviadas a varios museos de Reino Unido en los años 30 del siglo pasado. Ella y su colega Ron Oldfield detectaron una sustancia que, visualmente, parecía algún tipo de resina empleada para la conservación de los cuerpos, pero no pudieron hacer análisis bioquímicos que confirmaran sus sospechas.

Las primeras momias

Dos capas de una pieza textil predinástica, la interior impregnada de sustancias para embalsamar.

/ R. Oldfield y J. Jones

La confirmación llegó cuando recientemente el químico y arqueólogo Stephen Buckley, de la Universidad de York, identificó resina de pino, extracto de una planta aromática, goma vegetal, una fuente de petróleo natural y aceite vegetal o grasa animal en las mismas muestras de tejidos. "Las propiedades antibacterianas de algunos de estos ingredientes y la preservación de los tejidos blandos que habrían posibilitado nos llevan a concluir que representan los inicios de la experimentación que se convertiría en la práctica de la momificación de la época faraónica", dice Buckley.

Los resultados de Jones, Buckley y sus colaboradores demuestran que los antiguos egipcios usaron para embalsamar a sus muertos la misma receta -las mismas sustancias y en similares proporciones- durante los 3.000 años de historia faraónica. Y también dejan claro, a juicio de Thomas Higham, del Acelerador de Radiocarbono de Oxford y uno de los autores, el gran potencial de combinar las colecciones de los museos y las técnicas más modernas para desentrañar el pasado.