Más bochorno del previsto: Euskadi eleva la alerta del amarillo al naranja

Un hombre ha tenido que ser atendido esta mañana por un golpe de calor en la playa getxotarra de Ereaga./
Un hombre ha tenido que ser atendido esta mañana por un golpe de calor en la playa getxotarra de Ereaga.

Al menos hasta el miércoles, las máximas superarán los 36 grados mientras las mínimas no bajarán de los 20, por lo que las autoridades instan a refrescar el ambiente en las casas para evitar los temidos golpes de calor como el que ha sufrido hoy un bañista en Ereaga

MARÍA JOSÉ TOMÉ

Mientras en el resto de España comienza a remitir, la ola de calor coge fuerza en Euskadi si bien sus efectos no se esperan tan acusados como en el centro y sur peninsular. Aun así, el bochorno va a apretar, y mucho: tanto es así, que el Departamento de Seguridad ha decidido elevar de amarillo a naranja la alerta por temperaturas altas y persistentes, una situación excepcional para un mes de junio y que se prolongará al menos hasta el miércoles. Hasta entonces se esperan temperaturas hasta diez grados por encima de lo habitual por estas fechas: en algunos puntos, las máximas rozarán los 40º mientras que las mínimas no van a bajar de los 20º.

Playas de Bizkaia

Banderas, mareas, temperatura del agua...

Ante estas previsiones, las autoridades apelan a la ciudadanía a extremar la precauciones para evitar el temido golpe de calor, como el que esta mañana ha sufrido un bañista en la playa getxotarra de Ereaga y que ha obligado a evacuarle a un centro sanitario.

Recomendaciones

COMO MEDIDAS PREVENTIVAS:

Beber abundantes líquidos especialmente agua para evitar el riesgo de deshidratación. No esperar a tener sed para beber. Evitar las bebidas que contienen alcohol, cafeína o demasiado azúcar.

Hacer comidas ligeras (ensaladas, gazpacho, verduras, fruta, etc.).

Cerrar las ventanas y bajar las persianas sobre las que dé el sol, aprovechando las horas de menos calor para ventilar y refrescar la casa.

Usar ropa adecuada, holgada, ligera, de colores claros y que deje transpirar, además de calzado cómodo y fresco.

Procurar no salir a la calle durante las horas de más calor.

Si hay que salir, llevar la cabeza cubierta y gafas de sol buscando siempre la sombra.

Si se hace ejercicio al aire libre, practicarlo en las horas de menos calor.

Nunca quedarse o dejar a una persona o animal en un vehículo estacionado y cerrado aunque esté a la sombra.

Preste especial atención a bebés y niños/as pequeños/as, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.

Las personas ancianas, sobre todo las que viven solas o son dependientes, pueden tener dificultades en adoptar medidas protectoras, por lo que deberían ser visitadas al menos una vez al día por un miembro de la familia, amigo/a, vecino/a y, en su caso solicitar la colaboración de los servicios sociales.

Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y estén relacionados con las altas temperaturas (debilidad, fatiga, mareos, náuseas, desmayo...).

Mantenga sus medicinas en lugar fresco, el calor puede alterar su composición y su efecto.

MEDIDAS A TOMAR EN CASO DE EMERGENCIA

En el caso de que alguna persona sufra de una insolación, manténgala en sitio fresco, cúbrale la cabeza y las axilas con compresas mojadas y frías, y déle a beber agua con sal y bicarbonato.

Si está inconsciente y vomita, ladéele la cabeza y mantenga libres las vías aéreas.

En caso de emergencia, llame al 112

Según la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, el País Vasco también esta sufriendo los efectos de este episodio de bochorno extremo que lleva días asfixiando a la mayoría de comunidades debido a la presencia de una masa de aire africano «muy cálida y estacionaria que debido a la intensa insolación de estas fechas favorece el recalentamiento». Una situación «atípica» caracterizada por la intensidad del calor, pero sobre todo por «su persistencia». En opinión de Euskalmet, a pesar del notable repunte térmico del fin de semana, los efectos de esta ola de calor aún no se han hecho notar. Es decir, queda lo peor.

La jornada de hoy ha amanecido calurosa porque, de hecho, no ha refrescado por la noche: en Bilbao, la temperatura mínima era de 21º a las tres de la madrugada, lo que ha hecho complicado conciliar el sueño. Esta situación se agravará en los próximos días ya que, al no bajar apenas el mercurio, el calor se va a acumular dentro de las casas. Desde la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología se recomienda «cerrar las persianas durante el día y refrescar las viviendas cuando la temperatura externa vaya remitiendo», un consejo dictado por el sentido común pero que estos días conviene aplicar a rajatabla.

Según las previsiones, las máximas se situarán hoy en torno a 35º en toda la comunidad autónoma, aunque por la tarde en el litoral entrará viento del noroeste «refrescando el ambiente». Los meteorólogos advierten de que hay «cierta inestabilidad» ne la atmósfera, por lo que no se descarta que se desencadenen tormentas en el interior al final del día, sobre todo en Álava. «Aunque la probabilidad no es muy alta, si se producen, podrían tener cierta severidad, sobre todo con granizo y rachas de viento fuertes o muy fuertes, y abundante aparato eléctrico», añaden fuentes de Seguridad.

Mañana, más nubosidad

Mañana martes, día 20, seguirá siendo un día caluroso aunque las temperaturas remitirán algo debido a la presencia de una mayor nubosidad y a la entrada de viento del norte durante la tarde en toda la comunidad. Las máximas se situarán entre los 30º y los 35 º, y las mínimas en muchos puntos no bajarán de los 20º. «Seguiremos con cierta inestabilidad y por tanto con posibilidad de chubascos tormentosos especialmente de madrugada y por la tarde, sin descartar cierta severidad», apuntan.

El miércoles seguirá el bochorno intenso para recibir de forma oficial al verano, con máximas que se situarán de nuevo en torno a 35 ºC en el interior. En el litoral la entrada de la brisa dejará los termómetros entre 30 y 35 ºC. Las mínimas seguirán siendo notablemente elevadas.

A partir del jueves, el tiempo nos concederá un respiro. La entrada del anticiclón de las Azores en cuña tenderá a fijar el viento de componente norte e irá refrescando el ambiente, aunque todavía en el interior y sobre todo en el sur seguirá haciendo calor. «Lo más probable es que a partir del sábado 24, la masa de aire cálida se retire definitivamente de la Península Ibérica y llegue una masa de aire más fresca desde el Atlántico», apuntan los expertos.

Fuentes provisionales en Bilbao

Y como siempre que se produce una ola de calor, el Ayuntamiento de Bilbao ha reforzado su red de 419 fuentes públicas con la instalación de siete caños provisionales en distintas columnas y bocas de riego de toda la ciudad. Estarán ubicadas en los siguientes puntos:

Lehendakari Aguirre, Nº 62

Blas de Otero, Nº 36.

Ctra. Artxanda - Santo Domingo 27 (Mirador)

Gran Vía Nº 63.

Gran Vía Nº 25.

Doctor Areilza frente al Nº 32.

Plaza Bombero Etxaniz Nº 4.

En caso de que fuera necesario se colocarían más fuentes provisionales por la ciudad, según ha destacado el Consistorio en un comunicado.

Consulta el estado de todas las playas de Bizkaia, banderas, mareas, medusas, temperatura e información de los servicios de cada una.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos