El Correo

El anti-'simpa': envía una carta de disculpas y 20 euros tras irse sin pagar de un bar en Ávila

La carta enviada por el cliente.
La carta enviada por el cliente.
  • El remitente señala que «desgraciadamente» y por un «despiste estúpido» no abonó la cuenta en el establecimiento

Se fue sin pagar. La culpa la tuvo un «despiste estúpido», no hubo mala intención. En cualquier caso, los gerentes del bar La Estación de Caldeleda, en Ávila, pensaron que habían perdido el dinero de la consumición del cliente que hizo el 'simpa'. Pero nada más lejos de la realidad...

Unos días después, llegó una carta al bar. Era una nota de disculpas y un billete de de 20 euros para cubrir la consumición. El texto decía: «El día 22 de febrero tomé una consumición de un bocadillo de tortilla francesa, una ensaladilla rusa y un refresco tipo limonada en su establecimiento. Desgraciadamente y por un despiste estúpido, me fui sin pagar. Así que le incluyo un billete de 20€ junto con esta nota y le pido perdón por el inconveniente que le he causado».

«Esto ocurrió el 22 de febrero, un miércoles. Llegó a Candeleda un autocar de unas 50 personas desde Madrid y estuvieron tomándose un refrigerio. Uno de los clientes, que es extranjero, se fue sin pagar», cuenta Ana Isabel Sánchez, la dueña del restaurante al diario El Español. «Yo pensé que a los 10 días volvería para saldar la cuenta, pero en lugar de volver, decidió mandarnos una carta».

Ana Isabel explicó que ese día se dio cuenta de que el cliente se había ido sin pagar por lo que se lo comentó a otras personas que lo acompañaban para que se lo comunicaran. «Díganle que me he dado cuenta que se ha ido sin pagar», recordó. Ya daba por perdida la cuenta pendiente, cuando recibió la carta con el billete.

Eso sí, la cuenta era de 11,7 euros por lo que ahora, bromeó, tiene que enviarle la vuelta o quedársela como propina. La dueña de este pequeño bar asegura al mismo diario que su intención es la de devolver al cliente el cambio de los 20 euros pero aún no sabe cómo. «Tengo su dirección en el remite, así que tal vez me acerque un día a su casa».

Los gerentes del bar La Estación, sin dar crédito a lo vivido, lo compartieron en Facebook y el incidente no ha tardado en hacerse viral. De hecho, se ha compartido más de 6.000 veces y se cuentan con cientos los comentarios que aplauden el gesto del cliente despistado.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate