El Correo

Destrozan en Vitoria una valla de la campaña en favor de la transexualidad

Un cartel, como el destrozado en Vitoria, en el metro de Bilbao
Un cartel, como el destrozado en Vitoria, en el metro de Bilbao / E. C..
  • La Diputación alavesa ha condenado «rotundamente» este ataque y el Ayuntamiento señala que es «una agresión directa a los Derechos Humanos»

Una valla publicitaria con un cartel de la campaña de la asociación vasca Chrysallis para dar visibilidad a los niños transexuales ha aparecido rota en Vitoria.

Fuentes municipales han confirmado que el cristal de una de estas vallas publicitarias situada en el barrio de Zabalgana ha sido roto y que el cartel ha sido localizado en el suelo. El suceso ha tenido lugar durante la pasada noche. Las mismas fuentes desconocen si se ha tratado de un ataque intencionado de carácter trasnfóbico o un acto vandálico y han indicado que por el momento no se ha presentado ninguna denuncia.

La asociación vasca Chrysallis ha lanzado en Euskadi y Navarra una campaña que pretende visibilizar y normalizar la transexualidad de los menores con la colocación de carteles en marquesinas de paradas de autobuses y del metro, así como en redes sociales, con una imagen y el lema "Hay niñas con pene y niños con vulva".

La asociación católica Centro Jurídico Tomás Moro pidió este jueves que la Fiscalía acuse por corrupción de menores a esta asociación vasca Chrysallis porque en las imágenes aparecen dibujos de niños desnudos y estima que se trata de una campaña de «publicidad engañosa» y «atenta» contra la ciencia.

La secretaria general del PSE-EE de Álava y diputada de empleo de la Diputación en este territorio, Cristina González, ha condenado «rotundamente» este ataque.

Condena municipal

El Ayuntamiento de Vitoria también ha condenado el ataque y ha denunciado que este ataque es «una agresión directa a los Derechos Humanos y evidencia la necesidad de continuar trabajando desde la Administración y la sociedad civil para construir una sociedad basada en el respeto a la diversidad y la convivencia».

El Consistorio «reconoce y respeta todas las identidades sexuales, de género y orientaciones afectivo-sexuales existentes en la sociedad» y se compromete a «trabajar con firmeza por la visibilización de estas realidades», así como a «luchar contra la transfobia presente en nuestra sociedad».

Además, asegura «compartir» el lema de la campaña de Chrysallis y condena la situación que vive el colectivo transexual, en la que recuerda que la tasa de intento de suicidio es de un 40 %.

El Ayuntamiento, además, se compromete a seguir apoyando iniciativas «que ayuden a visibilizar al colectivo transexual y a construir una sociedad respetuosa y tolerante». Con ese fin, pide a los ciudadanos que reprueben este acto «tránsfobo» y que sumen fuerzas «para garantizar la convivencia superando odios y fanatismos, que en pleno siglo XXI no deberían tener cabida en nuestra sociedad».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate