El Correo

El cura pederasta, en diciembre: «No conozco ningún caso en Euskal Herria»

El exvicario general de Gipuzkoa Juan Cruz Mendizabal.
El exvicario general de Gipuzkoa Juan Cruz Mendizabal. / m. fraile
  • El exvicario general de San Sebastián, en una entrevista que ofreció tras su condena, sostuvo que «la Iglesia no ha aborbado de manera adecuada» los abusos sexuales

«No conozco ningún caso de pederastia en Euskal Herria». El exvicario general de Gipuzkoa Juan Cruz Mendizabal, ‘Kakux’, pronunciaba estas palabras el pasado mes de diciembre, antes de las navidades, en una entrevista que concedió a la revista ‘Puntua’ del Alto Deba. Para estas fechas, el religioso ya estaba condenado por un tribunal eclesiástico por «tocamientos deshonestos realizados a dos menores en 2001 y 2005». Tal y como relató el obispo de San Sebastián José Ignacio Munilla, el sacerdote fue relevado de sus funciones después de que los afectados denunciaran ante el prelado los hechos. La condena no han impedido a Mendizabal realizar una vida pública normal, incluso las fotos para ilustrar la entrevista se las realizaron el pasado sábado en San Sebastián.

Las «diversas penas expiatorias y otras medidas administrativas y disciplinares» que le impuso el tribunal eclesiástico no evitaron que Mendizabal asegurara en la entrevista concedida a ‘Puntua’ –publicada hoy y que colgó un extracto ayer en su página web– que «la Iglesia ha pasado por encima en el tema de la pederastia». Como si fuera un tema ajeno a su persona, el exvicario general de Gipuzkoa va más allá en sus declaraciones: «Quiero decir que la Iglesia no ha abordado de manera adecuada estos casos», comenta ‘Kakux’.

A pesar de haber sido condenado meses atrás por los mencionados tocamientos a dos menores, en sus declaraciones Mendizabal se atreve a confirmar, sin ningún tipo de dudas, que «en Euskal Herria nosotros no conocemos ningún caso de este tipo, pero en Estados Unidos intentaron solucionar el problema con dinero». De esta manera, el religioso añade que «la consecuencia ha sido que no se ha arreglado nada, y además la Iglesia se ha quedado sin dinero».

En cuanto a las medidas que se pueden tomar para aliviar el dolor de las familias de menores que han sido sometidos a abusos, ‘Kakux’ puntualiza en la entrevista que «debemos darles nuestro apoyo y cercanía a las familias sin ningún tipo de problemas». Ya en el comunicado hecho público por el Obispado de San Sebastián el pasado martes, Mendizabal pidió «perdón a todos» y mostró su «profundo arrepentimiento». En el extracto hecho público ayer por el portal ‘Goiena’ termina diciendo que «hoy en día la Iglesia y la Justicia están unidas, pero no hay resquicio para la cooperación».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate