El Correo

Los dos activistas detenidos en Grecia regresarán mañana a Bilbao tras pagar su fianza

  • A ambos se les imputan los cargos de «favorecer la inmigración ilegal» y de «imprudencia grave para la integridad de las personas refugiadas»

El vizcaíno Mikel Zuloaga y la navarra Begoña Huarte, los activistas arrestados el pasado 27 de diciembre en el puerto griego de Igoumenitsa cuando intentaban cruzar en ferry el mar Adriático junto a ocho refugiados, quedaron ayer libres para poder salir de Grecia tras pagar la fianza de 4.000 euros que les había sido impuesta. A ambos se les imputan los cargos de «favorecer la inmigración ilegal» y de «imprudencia grave para la integridad de las personas refugiadas», según informó la plataforma ‘Ongi Etorri Errefuxiatuak’ y está previsto que lleguen mañana a Bilbao en un vuelo que aterrizará a las 12.10 horas en el aeropuerto de Loiu, donde ofrecerán una rueda de prensa.

El miércoles ya hablaron ante los medios frente al Parlamento heleno para denunciar que el Gobierno español y la UE no han cumplido con sus compromisos en materia de reubicación de refugiados. «Cuando existe una barbaridad como ésta, la ciudadanía tiene el deber de desobedecer», destacó Zuloaga. Una acción defendida por el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla: «Creo que lo que hicieron el Papa (en referencia al hecho de que viajara en abril de la isla de Lesbos al Vaticano junto a tres familias de sirios huidos de la guerra) y nuestros vascos (Zuloaga y Huarte) era algo que había que hacer».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate