Sorginas de videojuego

Iker Bellido contó ayer su experiencia como ‘youtuber’ en el espacio Kabi@, que este año gana visibilidad en la Azoka./
Iker Bellido contó ayer su experiencia como ‘youtuber’ en el espacio Kabi@, que este año gana visibilidad en la Azoka.

La Azoka acoge en un poliedro de madera Kabi@, el creciente espacio dedicado a las nuevas tecnologías

VIRGINIA ENEBRAL

La heroína, una sorgina; un enemigo, gaueko, el señor de la noche; y como compañeros de aventura, un sinfín de personajes mitológicos como basajaun, tartalo, las lamiak o la propia Mari que intentarán impedir o ayudarán a la protagonista a evitar que la oscuridad se cierna sobre las tierra vascas. «Es un videojuego con un fuerte componente educativo, que persigue transmitir valores de la cultura vasca a través de la mitología y del euskera», explica Santiago Córdoba, de la empresa vizcaína Binary Soul de desarrollo de software que visitaba ayer por primera vez el espacio Kabi@, dedicado a las nuevas tecnologías en la Durangoko Azoka. Sorgina pirulina es un juego de ordenador «al uso», con plataformas y puzzles en 3D, «tipo Mario Bros», dirigido a niños y niñas de entre 8 y 14 años. Por el camino, los jugadores recorrerán lugares legendarios como el Bosque de Oma, las cuevas de Zugarramurdi y Tartaloetxe.

Pero la mitología no es el único ámbito de la cultura vasca que tiene presencia en este espacio digital. Durante un par de horas los aficionados al frontón pueden probarse como pelotaris gracias a Euskal Herriko Pilota Birtuala, un simulador desarrollado por esta start-up con sede en Zierbena. «Es una herramienta para fomentar el deporte vasco cuya finalidad no es ser vendido a un usuario particular, sino servir para realizar presentaciones o demostraciones», aclara Córdoba. Basta plantarse unas enormes gafas para trasladarse a la cancha vestido de blanco. Los deportistas virtuales cuentan incluso con público en la gradas que aplaude los aciertos o lamenta los fallos. Lo más difícil es tratar de devolver la bola con fuerza sin moverse -es la imagen la que se desplaza- o hacer un dos paredes, pero nadie dijo que fuera fácil llegar a ser pelotari.

Kabi@, que se ha convertido este año en un verdadero nido gracias a una estructura poliédrica de madera que sobresale de Landako Gunea, ha ganado presencia en la feria. «Ahora estamos ubicados en una zona más céntrica y más digna con lo que hemos logrado visibilidad. El salto cualitativo se nota en la cantidad de gente que se acerca, que es mayor», señala Gorka Julio, responsable del espacio. «El objetivo es, como hacen las aves con sus crías, cuidar a las diferentes comunidades que existen en internet», añade Mikel Azkarate, que colabora en las tareas de organización. La programación de este año ha destinado las mañanas a esos colectivos, hoy será el turno de la comunidad wiki y ayer se centró en los aficionados a los videojuegos.

Lenguas minorizadas

Entre ellos estaban Patxi Ordozgoiti e Iker Bellido, más conocidos entre los youtubers como Theipatx y Roboute Guilliam. Son algunos de los pocos usuarios que graban el desarrollo de una partida mientras aderezan la imagen con comentarios. «El primer día que subí un vídeo capturado de forma precaria y con baja calidad conseguí diecisiete o dieciocho seguidores. Ahora tengo más de 300, aunque esto no deja de ser una afición para mí», contaba Ordozgoiti ante la atenta mirada de un pequeño grupo de niños, que esperaba impaciente a que comenzase Minecraft, un juego de construcción en el que «las posibilidades son infinitas», subraya Bellido, que tiene la mitad de seguidores que su amigo desde hace dos años aunque no se conocieron en persona hasta ayer.

Sin embargo, en esta cúpula que pretende ser el punto de encuentro entre usuarios, desarrolladores y creadores, también hubo tiempo ayer para presentar Mitzuli, una aplicación móvil para el sistema Android que traduce más de veinte idiomas, entre ellas el euskera y otras lenguas minorizadas como el aragonés, el bable, el occitano, el aafrikáans o el urdu. «Todas merecen su lugar en este mundo, por eso se ha prestado atención a idiomas minoritarios que muchas veces son olvidados por las grandes empresas a las que no les sale rentable fijarse en ellos», aseguraba su promotor, Mikel Artetxe, que lleva años trabajando en el ámbito de la traducción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos