El Correo

Detienen al exnovio de la camarera dominicana asesinada en Vitoria

vídeo

El bar de Vitoria donde trabajaba la víctima, al que el sábado no acudió. / EFE

  • Todo apunta a que se trata de un caso de violencia machista, aunque no se descarta aún ninguna otra hipótesis, dado que el local donde trabajaba era foco de conflictos por temas de drogas

El excompañero sentimental de la camarera cuyo cadáver fue encontrado este lunes en su domicilio de la calle Guayaquil de Vitoria, en el barrio de El Pilar, con signos de violencia, ha sido detenido por la Ertzaintza acusado del asesinato de la mujer, de origen dominicano y de 42 años. Fuentes cercanas a la investigación de este caso han asegurado que todo apunta a que se trata de un caso de violencia machista, aunque el departamento vasco de Seguridad señala que prosigue la investigación y que no descarta ninguna hipótesis sobre las causas del crimen.

La mujer asesinada, como informó en exclusiva El Correo en su edición impresa de este martes, ejercía de camarera en un bar de la calle Beato Tomás de Zumárraga, muy conocido por sus habituales problemas con la Justicia. No en vano, los registros tanto de la Policía autonómica como de la Guardia urbana de la capital alavesa eran «una constante» en los últimos meses. Y siempre por la misma causa: presunto tráfico de drogas.

El detenido, de 45 años, ex compañero sentimental de la fallecida, con quien seguía manteniendo "alguna relación", seguía declarando en la tarde de este amrtes en dependencias de la Policía vasca. Fuentes cercanas a este caso han señalado a Efe que el detenido "tiene una coartada" que los investigadores tienen que comprobar y también están pendientes de recibir la autorización judicial para practicar algún registro.

Evidentes signos de violencia

La relación laboral de la víctima hace que, según fuentes policiales, existan dos vías de investigación. Por un lado, se trabaja en la hipótesis de un posible caso de violencia de género. La otra alternativa de la investigación apunta a un posible ajuste de cuentas por un asunto de drogas. La detención el excompañero sentimental apuntala la primera de la dos posibles causas, pero la Ertzaintza mantiene abierta todas las vías y líneas de investigación.

El cuerpo sin vida de la víctima presentaba claros signos de violencia. Vecinos del inmueble donde residía la mujer han señalado que el crimen pudo ocurrir en la noche del viernes al sábado, cuando se escucharon gritos de "¡Yo no he sido!" y "¡Socorro!". Según los vecinos, la mujer, de origen dominicano, habría fallecido entonces y, como no acudió a trabajar el sábado ni el domingo, alguien cercano a ella acudió a su domicilio a buscarla.

Sería entonces cuando esa persona allegada, al no obtener señales de vida de la mujer, alertó a la Ertzaintza, que encontró en la casa el cadáver. Numerosos efectivos policiales se desplazaron ayer por la tarde tras el hallazgo del cuerpo a la vivienda para recoger evidencias que ayuden a esclarecer esta muerte violenta.

E