El Correo

Las luces de cruce, siempre encendidas en otoño e invierno

Las luces de cruce, siempre encendidas en otoño e invierno
/ Efe
  • La DGT realiza un llamamiento a los conductores puesto que los estudios aseguran que esta medida evitaría hasta un 10% de los fallecidos por accidente de tráfico

La Dirección General de Tráfico (DGT) realiza un llamamiento a todos los conductores para que durante el otoño y el invierno circulen siempre con las luces de cruce encendidas. Según destaca el departamento que dirige María Seguí, esta medida supondría hasta un 10% menos de muertes en accidente.

El próximo fin de semana se cambia a horario de invierno. Eso significa que se retrasa una hora y supone una pérdida de horas de luz por las tardes. Por este motivo, la DGT a través de su revista ‘Tráfico y Seguridad Vial’, aconseja, a aquellos conductores que no dispongan de un vehículo con Luces de Conducción Diurna (DRL), circular con la luz de cruce encendida durante el día cuando circulen por carretera, especialmente durante los meses de menor luminosidad. En todo caso, hay que recordar que circular con la luz de cruce encendida no es obligatorio, sino solo aconsejable.

El objetivo no es alumbrar la vía por la que se circula, sino hacerse más visible al resto de usuarios, tanto conductores de otros vehículos, como peatones o ciclistas, ya que muchos accidentes de tráfico son debidos a que los conductores no detectan la presencia de otro vehículo o usuario en la vía. La utilización del alumbrado diurno ya es obligatoria durante todo el año y en todas las vías en algunos países de la Unión Europa como Finlandia, Suecia, Noruega, Islandia, Dinamarca, República Checa o Polonia. En cambio, en otros es obligatorio en algunas vías y en determinadas estaciones del año. En España todavía es una recomendación

La DGT calcula que con encender la luz de cruce en invierno se podrían evitar en torno al 10% de los fallecidos por accidente. El Instituto de Investigación Vial en Carretera de Holanda (SWOV) recoge que los heridos graves se reducirían en un 58% y cuando el sistema DRL se implementado por todos los vehículos se reducirán a un 4% las muertes.

Ser visto es fundamental

Estudios de la UE estiman que con la utilización de este sistema podría ayudar a reducir entre un 3 y un 5% el número de víctimas mortales al año como consecuencia de los accidentes. Así esta medida contribuiría a salvar la vida de entre 1.200 y 2.000 personas cada año en el territorio de los países miembros de la Unión Europea.

Y es que está demostrado que ser visto es fundamental a la hora de circular y eso también va por el color del vehículo. Un estudio realizado para la DGT en 2007 por el Departamento de Seguridad Pasiva del Idiada demostró que, incluso en las mejores condiciones de visibilidad, a mediodía, en verano y a pleno sol, un vehículo con luces se detecta más de 100 metros antes un vehículo negro y sin luces. Incluso en las peores condiciones, el coche con las luces encendidas se ve antes que otros sin luces (240 metros), incluso de color blanco (90 m.), gris 100 m.) o negro (30 m.).

Por este motivo, no solo las luces son importantes para circular. Habría que pensarse también el uso que se va a dar al vehículo, por donde se va a circular y a qué horas, dado que está demostrado que el color si importa. Y como recoge el estudio anterior, el blanco no es del todo garantía de visibilidad. Para gusto, los colores, para seguridad vial, mejor ser vistos.

Temas