«Lo siento 'Urren', debimos hacer más ruido aún»

«Lo siento 'Urren', debimos hacer más ruido aún»

Padres de los menores asaltados en Indautxu se confiesan «asustados» tras saber que sus hijos «se enfrentaron» a los sospechosos

AINHOA DE LAS HERAS

Los padres de menores asaltados en la plaza de Indautxu y alrededores que emprendieron una campaña a principios del pasado diciembre, se confiesan «asustados» tras saber que los dos presuntos autores del homicidio de ‘Urren’ podrían ser los mismos «a los que se enfrentaron nuestros hijos». «No sabemos al cien por cien si son ellos, pero coincide el pelo, el pitbull, la edad...», advierte M.D., padre de un chico de 15 años al que atracaron y que actúa como portavoz.

«Bullying callejero»

Tras denunciar los hechos en comisaría, algo que no todo el mundo hace «por miedo a represalias», crearon una página en Facebook, ‘Bilbo Segurtasunarekin. Por un Bilbao con seguridad’, que cuenta ya con 110 miembros. «Lo siento ‘Urren’, debimos hacer más ruido aún», lamentan. «Estas personas habían sido denunciadas dos semanas antes y nos decían que todos estos chavales estaban controlados, bajo observación. A mí me resulta inaudito». A uno de los chicos agredidos le practicaron cuatro puntos de sutura en el labio y sufrió una fisura en la nariz.

M.D. admite ser el «primer sorprendido de que un menor de 13 años sea capaz de matar». Lo que más les duele es que «nos decían que aquí no pasaba nada, y estaban pasando cosas». Desde la dirección de la Policía Municipal de Bilbao les informaron de que sólo habían recibido dos denuncias por robo con violencia en esa zona y otras dos la Ertzaintza.

Más información

«Todo empieza después del verano. Anteriormente, había casos, pero aislados. Dan un paso más en la violencia, empiezan a agredir, piden dinero, roban chamarras, jerseys, están desatados, campan a sus anchas. Eran seis o siete chavales, de 12 a 16 años, con dos perros. Lo hemos llamado bullying callejero», explican. Su objetivo pasa por «salvaguardar la seguridad de nuestros hijos y transmitirles que vamos a hacer ruido para que las autoridades se pongan las pilas, que sepan que estamos vigilantes, que no nos tomen por tontos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos