«Siempre te llevas más de lo previsto»

El evento ocupa 6.000 metros cuadrados. /PEDRO URRESTI
El evento ocupa 6.000 metros cuadrados. / PEDRO URRESTI

El BEC recibió ayer a una legión de compradores dispuestos a hacerse con las mejores gangas en la feria Stock Euskadi

SILVIA OSORIO

«Siempre compras más de lo que tenías previsto», aseguraba ayer Carmen, una jubilada que reside en Mungia y que se fue bien servida del Bilbao Exhibition Center, que acoge hasta hoy la feria Stock Euskadi, el mayor outlet del norte de España. El pabellón 1 del recinto ferial de Barakaldo recibió a un aluvión de compradores dispuestos a hacerse con las mejores gangas.

Un paraíso de las oportunidades del que esta vizcaína sacó partido. Pasada apenas media hora de la apertura a las 11 de la mañana -al igual que ocurrió el viernes, ya había personas esperando para entrar-, ella ya había arramblado con un juego de sartenes, otro de sábanas, una alfombra y varias prendas de ropa. Su desembolso, unos 400 euros. «El viernes también me acerqué y compré jamón y otros embutidos. Hoy venía con la idea de adquirir solo unas sartenes, pero luego he visto más cosas», explicaba la mujer cargada con varias bolsas.

El evento cuenta con la participación de más de un centenar de expositores que ofrecen descuentos de hasta el 80% en primeras marcas y en artículos de todo tipo: moda, complementos, calzado, belleza, hogar, deporte, electrónica y ocio. «Suelo venir porque los precios están muy bien. Merece la pena», destacaba Carmen.

Muchas carteras echaron humo, aunque también hubo quienes miraron el bolsillo y no se pasaron del presupuesto. Javier Marín, vecino de Sestao, se reservó 100 euros para comprar unos náuticos. Le sobró dinero. «Costaban 105 euros y me los he llevado por 69. Buena compra. Los anteriores ya los tenía desgastados», señalaba en un stand de calzado. Uno de los expositores más concurridos fue el del grupo Privalia, que se ha estrenado en la feria. Janire Huerta y Tamara García, amigas y residentes en Santutxu, no tenían previsto gastar mucho, pero no se resistieron a unos plumíferos -rebajados de 260 euros a 90-, pensando ya en el próximo invierno. «Veníamos a pasar la mañana y hemos visto que era una oportunidad».

80 por ciento de descuento. Los más de cien expositores ofrecen suculentas ofertas.

Tabla de salvación

Entre los comerciantes, menos caras de satisfacción. Ayer hubo «más movimiento» que el viernes, pero no fue para tirar cohetes. «Hay mucha gente, pero la mayoría solo mira», lamentaba Pedro María Mata, propietario de la firma baracaldesa Nereas, de moda infantil.

En otro establecimiento fabril y del mismo gremio, Nicoletta Barakaldo, aún había bastante mercancía por despachar, «aunque en los últimos años compramos mucho menos que antes», comentaba la dueña Erika Fernández, quien calificaba de «mala» la temporada de rebajas. «Esta feria nos salva la campaña. Eso que dice Rajoy de que empieza a levantar... Será en su casa». Por otro lado, el certamen también ofreció su cara más solidaria. Por la mañana, tuvo lugar el acto de entrega del donativo de 3.000 euros a la asociación benéfica La Gota de Leche Bilbao.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos