Gol en Santimami

Cambian los nombres de algunas estaciones de metro

Vista de Santimami Zumarkalea (Alameda de San Mamés./Google Maps
Vista de Santimami Zumarkalea (Alameda de San Mamés. / Google Maps
PABLO MARTÍNEZ ZARRACINA

Parece que ya no sucede, pero hace no mucho Google Maps identificaba la calle bilbaína que conecta las plazas de Zabalburu e Indautxu como Santimami Zumarkalea. Eso facilitaba que la dirección se difundiese tal cual y el forastero desorientado, quizá alguien que tuviese que realizar alguna clase de entrega, terminase parando a un aborigen y enseñándole un papel. «Oiga, disculpe, estoy buscando esta calle de aquí: Santimami Zumarkalea» Ostentando el conocimiento pleno e infuso que cualquier bilbaíno tiene sobre la topografía y el nomenclátor de la villa, el aborigen interceptado no podría menos que mostrarse categórico: «¿Santimami Zumarkalea? Esa calle no está entre las 880 que componen la villa. Debe de pertenecer a algún territorio ignoto, probablemente a San Sebastián. Dígame, ¿tiene que ir usted necesariamente a esa clase de sitios?».

Por supuesto, todo esto ocurriría en mitad de Alameda de San Mamés, o sea, en Santimami Zumarkalea, traducción al parecer rigurosísima, pero también problemática. ‘San Mamés’ es un sintagma que ejerce sobre el cerebro bilbaíno un efecto que no atiende a razones. Sucede lo mismo con ‘merluza frita’.

Ahora el Metro va a aprovechar los cambios en paneles, señales y folletos que requiere la Línea 3 para retocar algunos nombres de estación. Deusto, por ejemplo, pasará a ser Deustu. San Inazio, San Ignazio. Son precisiones que hacen los sabios onomásticos de Euskaltzaindia y tienen todo el rigor lingüístico. Es bueno que esta vez se le añada la oportunidad presupuestaria de aprovechar otros cambios inevitables para acometer las precisiones

Entre ellas está la de cambiar el nombre de la estación de San Mamés por Santimami/San Mamés. Será una forma de que nos vayamos familiarizando con la forma vasca del nombre del mártir de Cesárea, aunque para hacerlo en serio convendría que el Athletic cambiase también el nombre del estadio. Se mantendría de ese modo una cierta coherencia, ya que es raro que la estación de metro de Santimami/San Mamés conduzca hasta San Mamés, pero no a Santimami. He consultado a mis fuentes filológicas y me dicen que Done Mami sería otra opción, aunque un poco menos recomendable. Creo que lo entiendo. Suena a bar cubano. Y nos bajaríamos todos demasiado esperanzados. Estamos en Done Mami, papi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos