Sabores de Miranda de Ebro

Juanjo Romano, Andoni Pérez Ayala, José Ángel Serrano y José Miguel Fernández Urbina. /PEDRO URESTI
Juanjo Romano, Andoni Pérez Ayala, José Ángel Serrano y José Miguel Fernández Urbina. / PEDRO URESTI

Reunión gastronómica de la Cofradía Mirandesa de Bilbao en Bodega Urbana, donde se pudieron degustar algunos de los productos de la localidad burgalesa

TXEMA SORIA

Los integrantes de la Cofradía Mirandesa de Bilbao no paran. No hay mes que no tengan un festejo. Ayer al mediodía se citaron en la Bodega Urbana, al final de la Gran Vía bilbaína, el reino de la enóloga Ana Martín -una de las primeras mujeres que se introdujeron en un sector tan complejo como es el de los vinos-, donde se reunieron para charlar de su ciudad de origen, Miranda de Ebro, mientras disfrutaban de una comida sencilla -patatas en salsa verde y merluza frita con pimiento rojos- elaborada con sabiduría por el cocinero Álvaro Madrazo y servida con mimo y profesionalidad por Libe Bilbao.

Juanjo Romano, estupendo cocinero de txoko, llevó al convite, para rematar la celebración, unos caracoles de chuparse los dedos. Una comida en la que se presentaron algunos de los productos gastronómicos propios de la localidad burgalesa. El personal pudo disfrutar de unas morcillas, muy finas y sabrosas, que en Miranda han bautizado con el nombre de ‘delgadillas’, que se sirvieron con tomate. Jesús Fernández Urbina, organizador de todas las reuniones que hace la Cofradía Mirandesa en la villa de Don Diego -el próximo 28 de febrero comerán en la Sociedad Bilbaína con el juez José Ramón Blanco, que ejerció durante un tiempo en Miranda-, cedió la palabra a José Antonio Simón, representante de morcillas Aurora, quien explicó a la concurrencia que las ‘delgadillas’, que se fabrican con tripa de cordero, siguen haciéndose de manera artesanal, tal y como las hacían sus antepasados.

Javier López enumeró las numerosas virtudes que tienen los vinos de la bodega Término de Miranda, el blanco verdejo Aquende -le han dado el nombre del barrio del primer asentamiento de la ciudad, el Casco Viejo, situado en la orilla derecha del río Ebro-, que será presentado en sociedad el próximo 1 de marzo en la Feria del Ángel; el chacolí CH, muy diferente al que se elabora en el País Vasco; y el Zurracapote, ideal para tomar a la hora de los postres. El condumio concluyó con una degustación de bizcochos, mirandinas, ‘boer’ -barquillos de chocolate y nata- y chiquitillas de Galletas Coral, representada por Moisés Revuelta, y café Gometero.

Entre quienes se acercaron a la celebración se encontraban Koldo Madariaga, Rafa López, José Luis Madariaga, Ana Bustamante, Pedro Blanco, Gerardo Bustamante, Andoni Pérez Ayala, profesor de Derecho Constitucional; el escritor José Miguel Fernández Urbina, que también fuera profesor en la UPV/EHU; el promotor musical José Ángel Serrano, Conchi Ruiz, Conchi Vallejo, Amparo Calzada, José María Santamaría y Juan José Ruiz.

Asimismo se dejaron ver en la cita gastronómica Alejandro Almarcha, Pedro Hormaechea, Valentín del Río, Javier Burgos, José Javier Alfaro, Jorge de la Hidalga, Rafael Ocete, Charo Torrecilla, María Eugenia Cuesta, Charo Gómez de Cadiñanos y Regina Maza. No quisieron perderse la reunión José León, Javier Casasempere, Santi Muñecas, Jesús Goti, Ana Ortega, Txetxu Ruiz, Luis Aguirre y Valentín Vega.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos