Retiran diez meses el carné de conducir a Margüello por triplicar la tasa de alcohol

El coche de Margüello es arrastrado a la grúa tras el incidente./E. C.
El coche de Margüello es arrastrado a la grúa tras el incidente. / E. C.

El exjefe de Calidad de Cruces, en la actualidad acusado de beneficiarse de contratos millonarios en Osakidetza, se somete a un juicio rápido tras un incidente con un peatón en un paso de cebra

AINHOA DE LAS HERAS y SERGIO GARCÍA

La imprudencia le va a salir cara a José Carlos Margüello, exjefe de Calidad del hospital de Cruces, actualmente juzgado por beneficiarse supuestamente de contratos millonarios en Osakidetza entre los años 2006 y 2007. Acaba de ser condenado en un juicio rápido a cuatro meses de multa, a razón de 12 euros diarios (1.440 euros en total), y a 10 meses sin permiso de conducir por un delito contra la seguridad del tráfico por alcoholemia. Los hechos se produjeron el pasado martes, al filo de la medianoche, a la altura del número 10 de la calle Novia Salcedo, cuando Margüello, que acababa de salir de un pub situado en las inmediaciones, arrancó su 'Mercedes' y, tras colocarse en dirección prohibida, golpeó al dar marcha atrás a un joven que había sacado a pasear al perro y que en ese momento cruzaba un paso de cebra. Lo que en principio podría haberse resuelto con una simple disculpa pasó a mayores cuando el transeúnte, manifiestamente molesto por la maniobra, amenazó con dar aviso a la Policía, momento en el que, según su testimonio, Margüello le habría contestado: «¿Tú a quién vas a llamar, imbécil?».

«Casi mata al perro»

Pues llamó. El incidente ocurrió a las 23.55 horas de la noche del martes y el agraviado no dudó en comunicar lo ocurrido a la Policía, que envió una patrulla a Basurto en apenas diez minutos. Margüello, que había intentado marcharse después del altercado, chocó con un bolardo de la calle y quedó atascado. De esta guisa le sorprendieron los agentes, que se apresuraron a hacerle la prueba de alcoholemia. El resultado no arrojaba dudas: 0,85 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, más de tres veces la tasa máxima que establece el Reglamento General de Circulación.

«Al perro casi le mata y si no me llego a apartar, a mí me hace una avería», señalaba el transeúnte a la mañana siguiente, indignado todavía por la reacción del conductor. A la vista de los resultados que arrojaba la prueba, la patrulla municipal procedió a identificar a Margüello, cuyo vehículo, al parecer, y según las pesquisas policiales, no había pasado la ITV desde el año 2016. Ante el estado del infractor, el coche fue inmovilizado y trasladado posteriormente por una grúa. Además de levantar acta de lo ocurrido, el protocolo establece practicar una segunda prueba en la comisaría de Miribilla, que confirmó la infracción, así como derivar al presunto autor al juzgado para someterle a un juicio rápido, el procedimiento habitual ante delitos contra la seguridad vial que pueden castigarse con hasta 5 años de cárcel. La sesión se celebró el jueves a las 11.30 horas en un juzgado de instrucción, según informaciones a las que ha accedido este periódico.

Tasa máxima

La tasa máxima de alcohol en aire espirado permitida para conducir un vehículo es 0,25 miligramos por litro espirado. A partir de 0,60 ó 0,65 se considera delito y procede la detención. Si el control de alcohol da positivo, hay que levantar atestado, inmovilizar al conductor y, en caso de accidente, realizarle el test de alcohol para buscar responsabilidades que podrían ser incluso penales. Duplicar la tasa o negarse a soplar puede suponer sanciones administrativas, desde una multa de 500 euros y la retirada de 6 puntos del carné de conducir hasta una pena de prisión de seis meses a un año de cárcel, además de la retirada del permiso de circulación de uno a cuatro años.

El funesto episodio se produce cuando José Carlos Margüello está inmerso en un juicio donde se le acusa de haberse beneficiado de contratos millonarios cuando era jefe de Calidad del hospital de Cruces, en concreto dos adjudicaciones por valor de 6,8 millones de euros firmadas entre 2006 y 2007, contrarias a los concursos públicos y que se habrían hecho pasar por prórrogas de contratos o incrementos tarifarios.

José Carlos Margüello.
José Carlos Margüello.

Al detalle

0,85
Es la tasa que arrojó Margüello cuando la Policía Municipal le sometió al test del alcoholímetro.
0,25
Miligramos de alcohol por litro de aire espirado o 0,5 gramos por litro de sangre es el consumo máximo que permite el Reglamento General de Circulación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos