Requisan en el aeropuerto de Loiu 85 plantas y bonsais procedentes de Japón

En un mismo día se detectaron plantas y bonsáis en dos vuelos distintos./Ministerio del Interior
En un mismo día se detectaron plantas y bonsáis en dos vuelos distintos. / Ministerio del Interior

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria detectaron los ejemplares cuando tres pasajeros, residentes en Gipuzkoa y procedentes de dos vuelos distintos, pasaron el equipaje por el escáner

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Tres pasajeros, residentes en Gipuzkoa, se enfrentan a una sanción administrativa por contrabando al detectarse en el aeropuerto de Bilbao que llevaban en sus equipajes 85 plantas y bonsáis procedentes de Japón, país del que regresaban cuando efectivos de la Guardia Civil -que prestan servicio de resguardo fiscal en la aduana- y de la Agencia Tributaria les descubrieron.

Las incautaciones se produjeron a mediados de febrero en dos vuelos diferentes que aterrizaron en el aeródromo vizcaíno el mismo día. Según ha explicado el Ministerio del Interior, en el control de los equipajes de los pasajeros de un vuelo procedente de Munich, los agentes observaron que dos viajeros intentaban eludir la inspección fiscal, lo que levantó sus sospechas. Por ello, los guardias civiles les indicaron que debían pasar el equipaje por el escáner de rayos X. De este modo, descubrieron que los pasajeros portaban un total de 66 plantas y bonsáis. Estaban con tierra y envueltos en bolsas de plástico blanco en el interior de las maletas, que habían sido forradas con un aislamiento térmico para preservar su contenido. Una de las plantas estaba infestada de insectos. «Cuando las plantas o árboles traen tierra, raíces, y por supuesto, insectos vivos, como en este caso, es un peligro: en el país de destino puede desencadenarse una plaga, con el grave perjuicio que esto supone», indican fuentes de la Guardia Civil.

Uno de los bonsáis requisados en Loiu.
Uno de los bonsáis requisados en Loiu. / Ministerio del Interior

Este no fue el único hallazgo de este tipo ese día: poco después, otro pasajero de un vuelo procedente de París fue requerido por los agentes del instituto armado para que filtrase sus dos maletas facturadas por el escáner, donde también había plantas y bonsáis. Al proceder a la apertura del equipaje, localizaron 19 ejemplares con tierra, envueltos en bolsas de plástico blanco y con un aislamiento térmico similar al del hallago anterior.

Todas las plantas y bonsáis requisadas fueron trasladadas por los agentes al punto de inspección fronteriza para su valoración por parte del servicio fitosanitario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos